Diario Uno > País

Iniciarán la vacunación escolar después de la Semana Santa

Por Carina Luz Pérezperez.carina@diariouno.net.ar

La vacunación escolar empezará luego de Semana Santa, según las previsiones oficiales, siempre y cuando el conflicto con los gremios de la salud por el aumento salarial 2013 no complique la agenda.

Por el momento, desde el Programa Provincial de Inmunizaciones están organizando toda la logística para vacunar a unos 60 mil chicos, desde jardín de infantes hasta séptimo grado.

Además, desde esta campaña, el Ministerio de Salud comenzará a inculcar entre los padres un concepto nuevo en la inmunización de los chicos: no esperar el paso de los vacunadores por la escuela, ya que si se puede ir hasta un centro de salud o un vacunatorio hospitalario y avanzar en el cumplimiento de las vacunas obligatorias por calendario, es mejor.

Iris Aguilar, titular del Programa de Inmunizaciones, adelantó la idea y comentó que “ poco a poco hay que aclararles a los papás que no es necesario esperar a que los chicos vayan al colegio para ser vacunados. Si el niño ya tiene la edad y le corresponde la vacuna, tienen que vacunarlo en el centro de salud más cercano”.

En gran medida el cambio que empieza a pergeñarse tiene relación con la cantidad de vacunas que deben colocárseles a los chicos, en particular la del papiloma virus en niñas de 11 años, que requiere de tres dosis para ser efectiva y significa un esfuerzo logístico mayor para cumplir ese esquema.

De todos modos, Aguilar explicó que junto con la organización de los equipos técnicos para distribuir las dosis necesarias y programar las visitas a las escuelas según lo que dispone cada área departamental, está pensado un refuerzo de personal para llegar a todas y cumplir con la campaña.

Es que el año pasado, a fines de octubre no estaba terminada la inmunización y, de hecho, algunos departamentos muy poblados, debieron abandonar el intento de concluir con las metas, como fue el caso de Guaymallén.

Desde Gobierno admitieron el problema, y explicaron que entre los paros de los trabajadores por mejoras salariales, los feriados y la colocación de más dosis (a los chicos de 5 años, el refuerzo de la Sabin, el refuerzo de la triple viral contra el sarampión, rubeola y papera, y el refuerzo de la triple bacteriana contra la difteria, tos convulsa y tétano; a los de 11 les colocan la dTap-tripleacelular, además de completar el esquema de la hepatitis b y contra el virus del papiloma humano para las niñas de 11 años), se notó la falta de personal, aunque casi todos los centros de salud cuentan con la misma cantidad de enfermeros. De ahí la necesidad de trasladar la inmunización a los centros de salud y hospitales. Habrá que ver si los papás recogen el guante de la propuesta, y si el ministerio toma la precaución de tener todo dispuesto en los vacunatorios para evitar las pérdidas de oportunidades para vacunar. Es decir, cuando una persona tiene la voluntad de vacunarse pero no hay vacunas o no hay personal, no puede inmunizarse. Este es uno de los problemas más difíciles de erradicar en este tipo de estrategias de salud pública.

Mitos y dudas

  • Se puede vacunar: aunque tenga una enfermedad aguda benigna, como una rinitis, catarro o diarrea.
  • También si hubo reacciones leves durante vacunaciones anteriores.
  • Si está tomando antibióticos tampoco es un impedimento para ser vacunados.
  • Si el chico está en contacto con una embarazada
  • Si el niño estuvo en contacto con una persona con alguna patología infecciosa.
  • Una historia familiar de alergias inespecíficas
  • Desnutrición
  • Si toma bajas dosis de corticoides