Diario Uno > País

Hubo pánico en Córdoba por el estallido de un gasoducto

Córdoba, 25 febrero (NA) -- Un incendio de gran magnitud se desencadenó esta madrugada comoconsecuencia de un estallido registrado en un gasoducto de la ciudad de Córdoba, que si bien no

provocó víctimas ni daños de consideración, causó pánico entre los habitantes de la zona.

El incidente ocurrió minutos antes de las 2 de la madrugada de hoy, en un descampado situado

en el barrio Ituzaingó, de la zona sudeste de la Capital.

El director de Bomberos de Córdoba, Gustavo Foli, señaló que la explosión dejó "un cráter de

5 metros de diámetro por unos 2,5  metros de profundidad", mientras que Martín Luque, de la

Dirección Municipal de Defensa Civil, dijo que cuando llegaron al lugar pudieron ver "llamas de 25

metros de alto".

Según relataron los testigos, la explosión fue tan grande, que podía ser comparada con la

caída de un avión.

"Fue como si se hubiera caído un avión. La explosión fue impresionante. Luego se sintió un

ruido como si fuera de la turbina de un avión y el cielo se puso anaranjado", relató Daniel, vecino

de la zona.

En declaraciones una radio de Córdoba, el hombre -que vive a 300 metros del descampado donde

se produjo el accidente- destacó que en el momento en que se desencadenó el incendio "las llamas

tenían

como cien metros de alto".

"Debe haber explotado el gasoducto troncal a Capilla de Los Remedios. Ayer estuvo trabajando

en el lugar una retroexcavadora que debe haber tocado algo", añadió.

Poco después, el comisario inspector Gustavo Foli confirmó a la misma emisora que eso era

exactamente lo que había sucedido. El funcionario de Bomberos destacó que a pesar de la emergencia,

ya en la mañana la situación había tomado su curso normal en la zona.

"Cerca de las 2:00 de la madrugada nos ingresaron entre 60 y 70 llamadas alertando sobre una

situación. Teníamos una dotación trabajando a unas 30 cuadras y fueron ellos quienes sintieron una

fuerte explosión y vieron el hongo de fuego. Cuando llegaron al lugar del dramático episodio se

encontraron con un cráter de 2,5 metros de profundidad y 5 de diámetro", aseguró.

Foli admitió además que no hubo que lamentar víctimas ni daños en viviendas, ya que "estuvo

la fortuna que ocurrió en un lugar deshabitado, porque de lo contrario hubiera sido un desastre".

Si bien no se habían realizado hasta el momento las pericias correspondientes, se estimó que

el ducto pudo haber sido dañado, efectivamente, por máquinas que realizan obras de desagües en el

lugar, según admitió el director municipal de Defensa Civil, Martín Luque.

Se conjetura que los gases acumulados por la rotura del conducto tomaron contacto con alguna

chispa provocada por cables de media tensión que pasan por el lugar y eso provocó la explosión. Las

viviendas más cercanas se encuentran a unos 300 metros del lugar, por lo cual no hubo que lamentar

otros daños ni víctimas personales.

No obstante, se vivieron momentos de pánico entre los vecinos de barrio Ituzaingó, muchos de

los cuales se autoevacuaron temporariamente, en prevención de posibles complicaciones. Alertado por

Bomberos, personal de Ecogas -empresa que opera el gasoducto- logró cerrar las válvulas que

controlan el paso del gas, tras lo cual el fuego fue extinguido y la situación pudo ser controlada,

a las 3:05 de esta madrugada.

En el momento de mayor intensidad del fuego, las llamas podían divisarse aun desde los

edificios altos del centro de la ciudad.