País Miércoles, 20 de junio de 2018

Hebe de Bonafini le pidió a Jones Huala que por lo menos tome agua

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, encabezó una protesta con permanencia pacífica en la Casa de Chubut junto a dirigentes de ATE para reclamar la liberación del lonko mapuche Facundo Jones Huala y que se le permita celebrar el Año Nuevo de ese pueblo en el penal de Esquel.

Bonafini, el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano, y los integrantes del gremio ingresaron al edificio ubicado en Sarmiento 1172, en el barrio porteño de San Nicolás, con el objetivo de entregar una carta destinada al gobernador chubutense, Mariano Arcioni.

En el texto, exigieron que Jones Huala "pueda realizar su ritual por el Año Nuevo mapuche y no ocurra una muerte injusta en su huelga de hambre", la que comenzó luego de que se negara ese pedido y en la comunidad hay preocupación por su estado de salud. Bonafini mantuvo una comunicación telefónica con el lonko mapuche, a quien le pidió que al menos tome agua, y más tarde recibió un llamado de parte del mandatario patagónico.

Arcioni "se comprometió a garantizar la ceremonia por el Año Nuevo Mapuche" y "asumió el compromiso de mantenerla informada de los avances de esta decisión", informó la Asociación Madres de Plaza de Mayo. Tras obtener el compromiso del gobernador de Chubut, Bonafini y los dirigentes de ATE se retiraron del edificio.

"La madre de Jones Huala tiene miedo de que se le muera el hijo y tiene mucha razón. Por una cosa tan injusta, por un rito, por hacer la ceremonia que ellos quieren. Entonces, se me ocurrió hacer esto, una llamada al gobernador, una carta para que el pibe levante la huelga, le permitan hacer su ceremonia. Porque la ley permite todos los cultos, ¿Por qué no va a permitir a los mapuches?", sostuvo la presidenta de Madres.

El lonko mapuche se encuentra detenido desde el 27 de junio de 2017 y está a la espera de que se resuelva su pedido de extradición a Chile, donde es requerido por la Justicia por supuestamente haber participado en un incendio ocurrido en Pisu Pisué el 9 de enero de 2013, por la tenencia ilegal de armas caseras y el ingreso irregular a ese país.

Hace 20 días comenzó una huelga de hambre luego de que el Servicio Penitenciario le negara la posibilidad de realizar la ceremonia del Wiñoy Tripantu (Año Nuevo Mapuche), para lo cual necesita que ingrese un número de personas superior al permitido.

Más noticias