País
Las celebraciones del Centenario de la Revolución de Mayo coincidieron con el temor mundial por el paso del Cometa Halley. Por aquel entonces, la opulencia y la tensión social estaban a la orden del día.

Hace 100 años decían que era el fin del mundo

Por UNO

En 1910 pocos posaban su mirada sobre los pomposos preparativos del centenario argentino. Lapreocupación era claramente otra. El paso del Cometa Halley podía acabar, según los entendidos, con

el planeta, lo que desató una oleada de suicidios y fiesta del "fin del mundo".

Pero nada de ello pasó y la glamorosa celebración, que comenzó a gestarse en 1906 con la

primera comisión organizativa, recuperó el centro de la escena.

A los desfiles militares, galas teatrales, banquetes, congresos, ceremonias religiosas y

exposiciones se sumó la llegada de numerosas comitivas internacionales.

Entre los visitantes ilustres se destacó la presencia de la Infanta Isabel de Borbón, que

pronto ganó la atención local. Su regalo fue no menos importantes: la piedra fundamental del hoy

"Monumento a los Españoles".

Otro monumento históricos que fue ofrendado al país como motivo de los festejos del

Centenario fue la mítica 'Torre de los Ingleses', ubicada frente a la Estación de Trenes de Retiro.

También fue parte de los regalos la figura de Cristóbal Colón de unos 6 metros de alto que

se encuentra emplazado en los jardines de Casa de Gobierno con la mirada puesta en lo que hoy es

Puerto Madero, entre otros tantos.

Entre el festejo y la tensión social

Por aquel entonces, y tal como sucede con la celebración del Bicentenario, el Teatro Colón

se transformó en el centro de los festejos con sus funciones de gala. También se montaron

exposiciones abiertas a todo público sobre la hoy Avenida del Libertador, que se dividieron en

temáticas: agricultura, bellas artes, higiene, industria, y transporte y ferrocarriles.

Sin embargo no todo era algarabía. El clima social estaba enrarecido por un elevado número

de huelgas y disturbios que amenazaban con empañar la celebración y que llegaban desde sectores

sindicales anarquistas y socialistas.

El presidente José Figueroa Alcorta debió afrontar fuertes protestas sociales a las que

reprimió con dureza. El sistema electoral fraudulento seguía siendo uno de los problemas claves de

un país optimista, que soñaba con transformarse en una potencia mundial, apoyado en su título de "

granero del mundo".

El 14 de mayo de 1910 una seguidilla de huelgas puso en riesgo los festejos. El Gobierno de

Figueroa Alcorta declaró el estado de sitio en todo el país. A pesar de ello, semanas después una

bomba estalló en el Colón.

Entre las curiosidades que dejó el Centenario se destaca la decisión del Banco de Préstamos

de devolver los objetos que habían sido empeñados sin pedir el reembolso del dinero adelantado. En

contrapartida, el Estado se hizo cargo de todos los gastos de las comitivas internacionales, que

además de hospedarse en lujosos hoteles tuvieron vía libre para adquirir "souvenirs" de su visita

en la Avenida Alvear. Muchos invitados inescrupulosos fueron más allá del simple presente y

aprovecharon para comprar joyas de colección. Dos caras de una misma moneda....allá por 1910. /

ANDREA RIVAS

Video: Visita Buenos Aires la infanta Isabel, en representación de los reyes de España,

para los festejos del centenario de la patria.

 Embed      
La foto muestra cómo se vivió el 25 de mayo de 1910 en la plaza de Mayo de Buenos Aires.
La foto muestra cómo se vivió el 25 de mayo de 1910 en la plaza de Mayo de Buenos Aires.
 Embed      
Celebraciones en plaza de Mayo.
Celebraciones en plaza de Mayo.
 Embed      
Celebraciones en plaza de Mayo.
Celebraciones en plaza de Mayo.
 Embed      
El presidente Figueroa Alcorta en las celebraciones en plaza de Mayo.
El presidente Figueroa Alcorta en las celebraciones en plaza de Mayo.
 Embed      
Las celebraciones del Centenario de Argetina en plaza de Mayo.
Las celebraciones del Centenario de Argetina en plaza de Mayo.
 Embed      
 Embed      
La plaza de Mayo, de noche, en la gala de los 100 años de la patria.
La plaza de Mayo, de noche, en la gala de los 100 años de la patria.

Dejá tu comentario