Diario Uno País

El vocero de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios salió al cruce de las declaraciones que formuló el último fin de semana el ministro de Agricultura, Norberto Yahuar.

Guerra de precios: "No somos chorros", la respuesta de los supermercadistas a las críticas

Por UNO

El vocero de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) Fernando Aguirre, rechazó las críticas del Gobierno a ese sector, por los márgenes de ganancias de las grandes cadenas, al señalar que "no somos chorros".

Así, el dirigente salió al cruce de las declaraciones que formuló el último fin de semana el ministro de Agricultura, Norberto Yahuar, que acusó a los supermercados de "ganar más que la industria y que los productores juntos por prestar una góndola y poner una cajera. Son unos chorros".

Para Aguirre, la postura del ministro "es una simplificación que no resiste ningún análisis. El súper tiene que tener un local, tener frío, seguridad. No es una cajera nada más. Puedo asegurar que no somos chorros".

"Ahora, si en alguna parte de esta cadena de comercialización hubiera alguien que se quedara con un margen de ganancia exagerada, habría más empresas y jugadores en el mercado dispuestos a trabajar por un poco menos. Y eso no sucede. Hay que sentarse y hacer los números centavos por centavo, como se hace en Europa", enfatizó el vocero de los supermercadistas.

Además, en declaraciones a Radio 10, Aguirre también cuestionó el cálculo realizado por Yahuar sobre el precio de la leche. "El costo (de la leche) para un supermercado es de $ 4,50. El supermercado te dice: "La góndola es esa". Va SanCor, lo pone en góndola, el supermercado pone a una cajera y sólo por eso te la pasa de $ 4,50 a $ 7,50", dijo el funcionario. 

Y el directivo de FASA explicó: "el súper tiene que pagarle al productor, los sueldos y contribuir con los impuestos. De ese esquema lo que le queda a los súper es un 6 por ciento. Pero se confunden dos conceptos: el 35 por ciento es el marcaje que el comercio pone sobre el producto que recibe del proveedor para pagar al proveedor, al Estado y los salarios. De eso le queda un

6 por ciento, con el que tiene que pagar seguridad, luz y todo el resto de los gastos".

Fuentes: NA