Diario Uno > País

Gran Bretaña rechazó una posible mediación papal por Malvinas, tras el pedido de Cristina

El Gobierno británico rechazó este lunes la mediación pedida por la presidenta Cristina Kirchner al Papa Francisco por Malvinas y aseguró que "la Santa Sede no tiene un rol que jugar" en la disputa a la que consideró como "bilateral".

"La Santa Sede es claro que considera la cuestión de las islas Falkland (según la denominación británica) como bilateral entre naciones soberanas y que no tiene un rol para jugar (en la disputa). No esperamos que esa posición cambie", remarcaron fuentes del Foreign Office, la cancillería británica remitidas a Noticias Argentinas.

En ese sentido, los voceros de la diplomacia británica reiteraron que "el referéndum en las Falklands envió un mensaje claro al mundo de que la gente en las islas quiere permanecer como un territorio británico de ultramar".

La respuesta de Gran Bretaña llegó después de la que mandataria argentina se entrevistara con Francisco este lunes y le pidiera su intervención en la disputa que el país mantiene con Londres, con el objetivo de propiciar un "diálogo" con la administración de David Cameron por el archipiélago.

La semana pasada, el primer ministro británico manifestó su desacuerdo "respetuoso" con el Papa, luego de que tras su elección comenzaran a circular en la prensa inglesa declaraciones de Jorge Bergoglio en las que señalaba que las Malvinas eran argentinas.

Enmarcado por estos acontecimientos, este lunes, el gobierno de Gran Bretaña decidió reforzar su presencia en Sudamérica y nombró a un embajador en Paraguay.

Se trata de Jeremy Hobbs, quien reemplazará a John Freeman, el representante inglés en Argentina, quien también se desempeñaba como embajador no residente en Paraguay y ahora limitará su misión al país donde vive. Según señaló el gobierno del Reino Unido, Hobbs, quien desde 1991 se dedica a asuntos latinoamericanos, asumirá sus funciones en julio próximo.

"Mucho me complace que me hayan brindado esta oportunidad para profundizar nuestras relaciones con el Paraguay, luego de la decisión tomada en junio de 2012 de reabrir nuestra embajada en el país", resaltó el diplomático.

A su entender, "la nueva embajada fortalecerá todavía más la presencia diplomática del Reino Unido en América Latina y contribuirá a destrabar oportunidades comerciales para empresas británicas en este importante mercado".

La reapertura de la sede diplomático en el país vecino se interpretó también como una decisión política británica de reforzar su presencia en América del Sur, región que respalda a Argentina en su reclamo por las Malvinas.

Fuente: NA