País - CGT CGT
jueves 25 de enero de 2018

Graciela Ocaña dijo que ampliará la denuncia contra Hugo Moyano

Es por el presunto desvío de fondos de la obra social de camioneros en beneficio de empresas vinculadas a la familia del ex líder de la CGT. Será tras la feria judicial.

La diputada nacional Graciela Ocaña anticipó que una vez concluida la feria judicial ampliará su denuncia de 2011 contra Hugo Moyano, vinculada al presunto desvío de fondos de la obra social de camioneros en beneficio de empresas vinculadas a la familia del ex líder de la CGT.

"Vamos a presentar nuevos elementos y a ampliar la denuncia por lavado de dinero, porque evidentemente hay un giro de fondos, generando mayores costos, hacia estas empresas que determina un aumento sideral del patrimonio de Hugo Moyano y su familia", resaltó la legisladora a una radio porteña.

Ocaña precisó: "Hay un juego de empresas que son proveedoras únicas y que tienen un único cliente, que tiene que ver con camioneros, aunque ahora ha ampliado su radio a Independiente", club presidido por el propio referente sindical.

Para la ex ministra de Salud, el ex secretario general de la CGT "tiene un patrimonio que hoy debe estar superando los 10 millones de dólares" y consideró: "Ha dejado de ser un dirigente sindical para convertirse en un empresario".

La dirigente señaló que en la causa que tramita en el Juzgado Federal a cargo de Claudio Bonadio la mayoría de los involucrados "corresponden a la familia de Hugo Moyano" y aclaró que las denuncias en contra del referente gremial "no es una persecución a los sindicatos, sino un tema de ilícitos".

"Moyano ha dejado de ser un dirigente sindical para convertirse en un empresario. Queremos que se investigue. Esto no es un tema personal no de persecución a los sindicatos. Es un tema de ilícitos, de un enriquecimiento indebido y de un aumento de los costos para todos los argentinos".

Cuando finalice el receso por vacaciones en la Justicia, previsto para el 1 de febrero, Ocaña aportará información sobre el presunto pago de 200 millones de pesos entre sus empresas y el sindicato de camioneros, luego de que a principios de mes la legisladora adelantara que detectó "una maniobra de vaciamiento de la obra social" del gremio.

"Siempre el Estado es la garantía última de dar salud y que los tributos y aportes que descuentan a todos los trabajadores y que van a las obras sociales son fondos públicos. Esos fondos tienen que ser cuidados y ahí hay todo un desmanejo para seguir bombeando dinero de la obra social a este grupo empresario que va de constructoras, administradoras de salud, empresas de seguridad y otros bienes que tienen como único cliente al gremio de camioneros", detalló.

Ocaña siempre afirmó que renunció a su cargo como ministra de Salud en junio de 2009 porque no estaba "nada de acuerdo" con la influencia que ejercía en el Gobierno el entonces secretario general de la CGT, a quien acusó entonces de tener "una red de relaciones con sociedades manejadas por sus familiares, su esposa, sus hijastros", que les daban servicios a las obras sociales.
Fuente:

Más Leídas