País Viernes, 26 de octubre de 2018

Gobierno: "La Ley de Educación Sexual de 2006 no necesita reforma"

Así lo consideró el ministro de Educación de la Nación. Cuestionó la intención del Congreso de introducirle modificaciones.

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, consideró hoy que la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) sancionada en 2006 "es buena" y que "no necesita reforma", al cuestionar la intención del Congreso de introducirle modificaciones.

"Se debe respetar el derecho de las familias y el ideario de cada escuela", sostuvo el funcionario nacional, al ser consultado sobre la aplicación de la norma.

En declaraciones al portal Infobae, el integrante del Gabinete salió al cruce de versiones difundidas a través de las redes sociales e indicó: "No se enseña masturbación, no se explica el acto sexual en el nivel inicial".

Recientes iniciativas parlamentarias para reformar la norma, tanto a nivel nacional como en algunas provincias, entre ellas Buenos Aires, causaron polémica en las redes sociales.

La norma actual indica que "cada comunidad educativa incluirá en el proceso de elaboración de su proyecto institucional, la adaptación de las propuestas a su realidad sociocultural, en el marco del respeto a su ideario institucional y a las convicciones de sus miembros".

"La ley del año 2006 es buena y su texto no necesita modificación. Todos los ministros de Educación de las provincias y el Ministerio nacional votamos que esto es un espacio curricular y que cada provincia decidiera la modalidad de su aplicación porque son las provincias las que tienen la gestión de las escuelas. Esa Resolución, la 340 de este año, no agrega ningún tipo de contenido a la Ley vigente votada, pero la hace efectiva en todo el territorio; no existe motivo para modificar la ley y volver a un debate que ya fue saldado hace 12 años", explicó Finocchiaro.

Asimismo, aclaró que "con todo esta polémica que se ha ido gestando, con padres que están muy preocupados por lo que se les va a enseñar a los hijos, en primer lugar queremos asegurar que las familias son y seguirán siendo parte fundamental en la educación de sus hijos y segundo que los contenidos deben ser brindados en todas las escuelas pero respetando los principios y el ideario de cada una de las escuelas".

El funcionario también precisó que en el nivel inicial se enseñan "las partes externas del cuerpo humano, el vocabulario correcto para nombrar los órganos genitales, los procesos de gestación y nacimiento; y en esto cabe aclarar algo muy importante: al chico se le explica que a partir de la relación de sus papás se concibe un hijo que la madre lleva en el vientre... no se explica el acto sexual".

Y continuó: "Además los chicos no tienen la capacidad de comprenderlo a esa edad. Sigo con los contenidos: la disposición de recibir y dar cariño, la igualdad de oportunidades para niños y niñas en los juegos, y trabajos, se les explica que no hay colores de nenas y nenes, ni juegos de nenas y nenes. Una cosa muy importante es el concepto de intimidad, el decir no a interacciones inadecuadas con otras personas, a no guardar secretos que los hacen sentir vergonzosos. Todo esto para la prevención del abuso. También la diversidad de familias, ensambladas, monoparentales, algo que tiene que ver con la prevención del bullying".

Finalmente, Finocchiaro puntualizó que "en el nivel primario lo mismo: el cuerpo humano como totalidad, los caracteres sexuales, cómo se van desarrollando, los cambios en la pubertad, en el caso de los niños más grandes, etcétera".

Más noticias