País

Ganó y se corta solito

Por UNO

Por Noelia Barral Grigera

Apostó todo y salió fortalecido. El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, revalidó en la madrugada de ayer el peso de su figura a nivel nacional, tras la victoria en la primaria abierta de su candidato y ministro, Antonio Bonfatti, en el tercer distrito electoral del país. Consciente de ello, advirtió que tiene ganas de ser presidente y que se ve compitiendo en octubre; le puso límites claros a la UCR y deslizó que, si el radicalismo avanza en el acuerdo con Francisco De Narváez, él encabezaría otra alternativa electoral. En una entrevista con El Cronista y otros medios en la sede que la Gobernación tiene en Rosario, Binner se mostró contento tras la elección del domingo y reclamó consensos para un armado nacional.

¿Cuál cree que será ahora el rol nacional del Socialismo?

Aspiramos a replicar el Frente Progresista a nivel nacional. Es lo que planteamos cuando decimos que nos interesa tener un frente con Margarita (Stolbizer), Pino (Solanas), Luis Juez, (Víctor) De Gennaro, y (Ricardo) Alfonsín.

¿Y con Elisa Carrió?

¿Por qué no?

Ella tuvo expresiones muy duras hacia usted.

Sí, ya sé. Pero es una mujer valiente.

¿Habló con Ricardo Alfonsín después de la elección?

Sí, me felicitó. Nos veremos un día de estos. Me llamaron también Pino (Solanas), Víctor (De Gennaro), (Claudio) Lozano, Margarita (Stolbizer), y Luis Juez.

¿Qué falta para darle forma al frente nacional?

El diálogo, el consenso y tener un programa.

Hay sectores que cuestionan un acuerdo UCR- De Narváez.

Primero que nosotros no creemos que deba estar en un frente nacional. Más allá del respeto que tenemos por su persona, sus ideas difieren de las nuestras. Tiene todo el derecho de tener una expresión política, pero dentro del Frente Progresista como hecho nacional no es oportuno.

¿Tampoco a nivel distrital?

Es que los propios integrantes de ese distrito dicen que no. Margarita ya se expresó, el Partido Socialista de la provincia de Buenos Aires también. Así que me parece que es un capítulo cerrado.

Entonces, ¿la presencia de De Narváez complica el acuerdo con la UCR a nivel nacional?

Sí, por supuesto, claro. No es un problema personal, pero hay que tener una propuesta clara. No es todo igual. No es que el Frente abre las puertas y el que quiere entrar, entra. No lo compartimos y es un límite para una coalición, que esto quede claro.

¿Sería vice de Alfonsín?

Es que no estamos hablando de eso. Vamos por pasos. También es cierto que, si no hay acuerdo...

¿Existe esa posibilidad?

Bueno, puede ser que no haya acuerdo y hay otra gente que tiene ganas de tener acuerdo. Es una cuestión de la UCR, no nuestra.

¿Esta negociación podría afectar al frente provincial que irá a las urnas el 24 de julio?

No tiene por qué haber consecuencias. Las provincias gobernadas por los radicales son provincias K, ¿no? Y no pasa nada...

¿Se puede ganar en octubre?

¡Cómo no, claro que sí! Hay que pegar un salto lo más largo que se pueda. Ganar es posible, pero depende de lo que se arme.

La imagen positiva de la Presidenta aparece muy fuerte.

Y bueno, esa es la realidad. Vivimos también un momento de bonanza económica, esa también es la realidad. Aunque no les toca a todos.

¿Tiene ganas de ser candidato a presidente?

Por supuesto. Pero no solo. Hace falta construir con mucha gente. Y podemos acompañar. Pero tampoco me quita el sueño.

¿Se ve compitiendo en octubre?

Por supuesto. Si se dan las condiciones, ¿por qué no? Sino, para hacerlo peor que los que están ahora, que sigan los que están.

 

Dejá tu comentario