Diario Uno País

Después de las fuertes críticas que recibió de su designación, diferentes consultores en recursos humanos señalan que en los cargos directivos suele darse prioridad a la capacidad de gestión.

Filippo en el Zoo: especialistas dicen que la clave será su equipo

Por UNO

Por Pablo Abeleiraabeleira.pablo@diariouno.net.ar

El artista Noberto Filippo fue, sin dudas, el personaje de la semana. Su nombramiento como director del Zoológico de Mendoza dejó un tendal de críticas. Pero la decisión política está tomada y ya no hay marcha atrás: Filippo, que lanzó su auto desde 30 metros para realizar una obra y retrató a Néstor Kirchner con Malbec, es el elegido para la transformación que el gobernador Francisco Pérez quiere hacer en ese espacio. Para los expertos en recursos humanos, la clave de su gestión pasará por el equipo que lo rodee.

Cuando de boca del secretario de Ambiente, Marcos Zandomeni, se dio a conocer que el renombrado artista estaría frente del parque de animales, los antecedentes de Filippo y el cargo que le fue asignado fueron el reguero de pólvora para que la polémica explotara. Los primeros en la línea de fuego fueron zoólogos, biólogos y veterinarios. Atrás, una caballería de políticos cuestionó la decisión. Y esos universos paralelos por los que parecen transitar la vida de un artista y la de los animales de un zoológico, hicieron de campo de batalla.

Un punto de vista no contaminado de connotaciones políticas y cuestiones de competencia la ofrecen los consultores en recursos humanos. “En cualquier cargo en el que lo central sea gestionar o comandar, la clave pasará por el equipo que rodee a quien sea el cabeza de grupo, en este caso Filippo”, señala Graciela Baeza, consultora en recursos humanos con más de tres décadas de experiencia en selección de personal.

En la misma dirección opina César Morchio, de Morchio&Asociados Consultores. El especialista traza una comparación y subraya que las tareas de Filippo serán gerenciales. “Estamos hablando de un puesto gerencial. Y aquí las opciones suelen ser dos: buscar un candidato con 10 o 20 años de experiencia en un área o bien alguien con habilidades de conducción. En el segundo caso, pasa a jugar un papel protagónico el equipo que acompañe al gerente o director”, dice Morchio.

El propio Filippo se encargó días atrás de quitarle peso a la relación directa que tendrá su trabajo con lo puntualmente científico. “No voy a ir a darle una vacuna al mono, más bien tengo que procurar que tenga su jaula, que esté señalizada, que tenga su banana y que esté bien atendido, esa es mi función”. Y más, desde que lo designaron, su frase de cabecera es “somos un equipo”.

Romper paradigmas, innovar, transformar, cambiar. Estas premisas que remarcan desde el Gobierno también podrían jugarle a favor a la gestión de Filippo, que da sus primeros pasos. “Cuando se busca un candidato para un trabajo, interesa mucho no sólo su perfil técnico-profesional, sino también el tipo de persona. En este caso, sólo sabemos que se trata de un artista, que parece traer ideas buenas, y sus cualidades deberían coincidir con lo que se pretende para el Zoo”, opina Graciela Baeza.

Disipando algo de la polvareda que dejó la polémica de Filippo frente al Zoológico, César Morchio da un ejemplo muy mendocino: la vitivinicultura. “Cada vez con más frecuencia, las bodegas piden gerentes con experiencia en administración en lugar de enfocar la búsqueda sólo hacia expertos vitivinícolas. Pero está claro que cada bodega tiene un enólogo, indispensable para lograr resultados”, remarca Morchio, para quien “el éxito de la gestión de Filippo pasará por su capacidad de conformar un equipo que acompañe sus objetivos. Si lo logra, tendrá buenos resultados”.