Diario Uno > País

Falta que tres gremios de peso acuerden el aumento de salarios

Luciana Moránmoran.luciana@diariouno.net.ar

El oxígeno que el Gobierno recibió el fin de semana, tras el acuerdo salarial alcanzado con los docentes, deberá alcanzarle, al menos, hasta el miércoles, cuando uno de los sectores más combativos y que más aumento ha pedido para este año se siente a hablar de sueldos en la Subsecretaría de Trabajo.

Ese día, será la primera audiencia de la conciliación obligatoria con los gremios de la salud ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) y AMPROS (Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud), que la semana pasada no pararon por la medida dictada por el Ministerio.

La huelga de 72 horas que iba a iniciarse el miércoles pasado era en respuesta a la última oferta oficial de 24% de incremento a pagarse en tres cuotas, menos de la mitad de lo que los gremios piden: 50% de suba en una sola cuota y retroactivo a enero.

El 11 de abril se terminará el período de 15 días de conciliación, que podría extenderse. Si esto último no sucede y tampoco se llega a un acuerdo, se reactivarán las medidas de fuerza (dos paros, de 48 y 72 horas).

Un acuerdo se avizora improbable, ya que el Ejecutivo advirtió de que el techo de la negociación es 25%. Así lo aseguró a UNO la gremialista de ATE, Raquel Blas: “No me quedan muchas expectativas. Esperamos que el Gobierno vaya con una propuesta seria, acorde a lo que los trabajadores quieren. El 25% con el que dicen que irán (es la cifra que acordaron con el SUTE) está rechazado por los trabajadores y también por la propia realidad.

Es decir, la propuesta de aumento salarial debe estar por encima de la inflación, que es cercana al 35%”.

También quedan abiertos los frentes de la Administración Central y Judiciales para negociar por sus salarios. Mauricio Guzmán, coordinador del cuerpo paritario del Gobierno, aseguró que esta semana los esfuerzos del Ejecutivo estarán puestos en las simulaciones para la Administración Central, salud y el Poder Judicial, pero advirtió de que “el sindicato que representa al 60% de los estatales aceptó la propuesta, eso es un indicador de que el 25% es más que aceptable, entonces con esa propuesta como límite absoluto superior, seguiremos trabajando en función de las particularidades de cada sector. Ningún sindicato ni escalafón obtendrá un porcentaje superior al SUTE en el salario en bruto”.

Después de pasar el trago del miércoles, la semana siguiente será otra prueba para los negociadores oficiales y las necesidades de los trabajadores. El 5 de abril habrá paritaria de judiciales y en la misma semana con la Administración Central.

Carlos Ordóñez, dirigente gremial de judiciales, dijo que hoy desde las 8 habrá asambleas simultáneas en las cuatro circunscripciones y que “hay que ver cuál será la nueva oferta y en cuántas cuotas. Todo incremento que esté por debajo de la inflación no es aceptable, lo hay que definir es cuál es la inflación, por algo hubo funcionarios que se aumentaron 50%”.