Diario Uno País

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo participará hoy, desde las 19, en una conferencia en el cine Universidad.

Estela de Carlotto viene a Mendoza para participar de un debate

Por UNO

Laura Zuliánzulian.laura@diariouno.net.ar

Estela de Carlotto, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, visitará hoy la provincia y será una de las disertantes de una charla que organiza la Universidad Nacional de Cuyo denominada “Avances y Deudas en Derechos Humanos, una mirada crítica sobre la situación nacional y provincial”. La cita es en el cine Universidad, a las 19.

La representante compartirá el panel con el juez de la Suprema Corte de Justicia Omar Palermo y con una militante de la agrupación HIJOS y miembro de la Comisión Hermanos, Celeste Seydell. El encuentro, que organiza la Secretaría de Extensión en el cine Universidad, en Lavalle 77 de Ciudad, tiene entrada libre y gratuita, por lo que cualquiera que lo desee puede asistir.

El objetivo del debate es analizar la situación nacional y provincial, a la luz de los avances y las deudas de los últimos años. Además, como es costumbre en el ciclo “La UNCuyo en el Debate Social”, los panelistas también responderán las preguntas del público.

Luego de la conferencia, Carlotto presentará a las 21 la película que narra su biografía y la historia de las Abuelas de Plaza de Mayo. El film es Verdades verdaderas, realizada por el director Nicolás Gil Lavedra. Durante la hora y media que dura el largometraje, Lavedra refleja la vida de la asociación mediante el papel de su presidenta como ícono de la lucha por los derechos humanos.

Disertantes de lujo

Estela de Carlotto es una de las referentes en materia de derechos humanos por su lucha activa al frente de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo. En 1977 la dictadura militar secuestró a una de sus hijas, Laura Estela Carlotto, quien estaba embarazada y fue asesinada luego de tener al bebé. En agosto de 1978los militares le entregaron el cadáver de su hija.

Por su parte, Omar Palermo fue la máxima autoridad en la Fiscalía Especial de Delitos de Lesa Humanidad en Mendoza, unidad que llevó adelante los históricos juicios a los genocidas en la provincia y en San Juan.

Desde noviembre de 2012 se desempeña como juez de la Suprema Corte de Justicia.