País
El homenaje a las reinas recaudará fondos para una escuela de enseñanza especial y otra institución. Los espacios para estacionar autos son administrados por estudiantes de establecimientos de General Alvear.

Este es el costado social y solidario de la Fiesta de la Ganadería

Por UNO

Por Gonzalo Villatoro

villatoro.gonzalo@diariouno.net.ar

Fuera de las grandes maquinarias, los implementos de campo, los artículos campestres y la movida ganadera, comercial y política, hay una faceta en la Fiesta Nacional de la Ganadería que es igual de importante, aunque no sea la que más trasciende, solidaria, social y educativa.

En el té en homenaje a las candidatas al reinado nacional lo recaudado va destinado a una escuela de enseñanza especial y a una entidad sin fines de lucro. En ese paquete también se encuadran las 17 playas de estacionamiento administradas por estudiantes, y ese ingreso queda íntegramente para el establecimiento escolar. También hay que contar a los miles de alumnos de escuelas primarias y secundarias que participan en las visitas guiadas y la jura paralela de escuelas agrotécnicas, que convocan a estudiantes de toda la provincia y trabajan a la par del jurado mayor en la expo ganadera.

El Té de las Reinas, que será este viernes por la tarde, está orientado a un público femenino y fue pensado para agasajar a las candidatas a la fusta real. El evento se instaló hace largo tiempo, en la fiesta, pero 4 años atrás decidieron darle un tinte solidario.

Además de destinar el dinero de la venta de las tarjetas a la escuela de enseñanza especial María Teresa Aráneo y al grupo de nadadores también especial Tiburones del Atuel los chicos, junto con los docentes y las mamás son los encargados de amasar las tortas, bombones y delicatessens que se sirven para acompañar el té.

“Está la parte económica que más allá del monto siempre viene bien, pero lo más importante es el espacio social que se gana para seguir trabajando en cambiar la mirada de la gente hacia las personas con alguna discapacidad. Ese es el fin más grande”, dijo Evangelina Perfumo, docente de la escuela Aráneo. 

En las afueras del predio ferial, los alumnos de los últimos años de las escuelas secundarias le dan un color particular al ingreso. Con ingeniosos carteles, cánticos, redoblantes, disfraces o muñecos gigantes dignos de un carro de carnaval, intentan atraer la atención de los conductores para que estacionen en las playas y así sumar un peso más para financiar un viaje, la fiesta de egresados o solventar los gastos que demande la entidad educativa.

“Siempre venimos y estamos tratando de juntar plata para un viaje de estudios a la rural de Palermo”, dijeron Andrés y Brian, estudiantes de sexto año de la escuela Seizo Hoshi, de Real del Padre, distrito de San Rafael.

Aprender jugando

Hay situaciones simples y hasta intrascendentes para un adulto que en un niño son inolvidables. Tener un ternero al alcance de la mano y hasta poder acariciarlo es una sensación única para los pequeños. Ver las caras de asombro cuando circulan por expo comercial es impagable. De esas vivencias hay miles durante la Fiesta de la Ganadería con las visitas guiadas.

En 2014 fueron más de 4.800 los estudiantes que transitaron por el predio y desde la organización se espera un número similar en esta oportunidad.

“Hemos recibido a 36 escuelas, de todos los grados, y para este viernes esperamos el doble, y para que los chicos de los colegios rurales y albergues de la región no se queden afuera se les brinda el transporte desde la Cámara”, comentó Nilda, una de las integrantes de la comisión de damas de la Cámara de Comercio.

“Recorrimos el predio, los corrales, y ahora están jugando”, contaron las docentes y celadoras de la escuela Pedro Christophersen de Carmensa que estaban con un contingente de alumnos de jardín de infantes y primer grado.

Dentro del ámbito educativo también se enmarca la jura paralela. Alrededor de 500 estudiantes de escuelas agrotécnicas de la provincia participan en esta actividad que se realiza desde hace 24 años. 

Los jóvenes trabajan en la exposición ganadera junto con el jurado de clasificación de la hacienda y ponen en práctica los conocimientos adquiridos haciendo las veces que hacen de jueces. 

El veredicto que emiten luego se compara con el de los especialistas y se premia al ganador. 

►"Lo más importante es seguir trabajando en cambiar la mirada de la gente hacia las personas con alguna discapacidad” (Evangelina Perfumo, docente).

Dejá tu comentario