Diario Uno País

La titular del INDEC, Ana María Edwin, volvió a criticar este jueves con dureza el índice de precios lanzado por la Ciudad de Buenos Aires y le preguntó al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, si atará las subas salariales y la indexación de la de

Estalló otra dura polémica entre el kirchnerismo y Macri por el índice de precios porteño

Por UNO

La titular del INDEC, Ana María Edwin, volvió a criticar este jueves con dureza el índice de precios lanzado por la Ciudad de Buenos Aires y le preguntó al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, si atará las subas salariales y la indexación de la deuda a su propio indicador el próximo año.

"La seriedad del índice de Macri es equivalente a la del horóscopo del diario Clarín", afirmó la funcionaria sobre el indicador puesto en marcha por la administración porteña ante sus reiteradas críticas al Indice de Precios al Consumidor elaborado por el INDEC.

El flamante IPC porteño registró un aumento de precios de 2 por ciento, superior al del organismo de estadísticas e incluso al de las consultoras, que es respaldado por la oposición a nivel  nacional y publicado también todos los meses.

"Pocas cosas nos sorprenden de Macri. El quiso sacar un índice, aunque a contramano de las recomendaciones internacionales que dicen que los indicadores son nacionales", señaló la funcionaria en declaraciones a Radio Del Plata.

Edwin volvió a sostener que el indicador fue puesto en  funcionamiento "sólo por cuestiones políticas", en medio de la  carrera electoral para octubre próximo, cuando los electores  renovarán el Congreso.

"No hay metodología que haya sido publicada. Creo absolutamente que es una cuestión política de cara a las elecciones. Pero yo le pregunto si va a utilizar su propio índice para indexar la deuda que pagarán todos los vecinos de la Ciudad o para las mejoras salariales del próximo año", sostuvo Edwin.

La titular del INDEC consideró que si el jefe de Gobierno porteño estuviera al frente de la Casa Rosada, "la Argentina hoy sería Grecia".

Edwin, como el INDEC en general viene siendo cuestionado por la oposición y también por organismos internacionales por la baja credibilidad de sus indicadores.

Sobre todo desde que se convirtió en un organismo intervenido políticamente a partir del 2007 cuando, según dirigentes de la oposición, decidió subestimar el costo de vida para, entre otras cosas, que la Argentina pague menos deuda por los bonos atados al coeficiente CER.