País País
martes 19 de diciembre de 2017

En Mendoza hubo también un cacerolazo

En el Kilómetro 0 hubo alrededor de 300 personas. En Buenos Aires y Rosario también se produjeron protestas

En medio del debate por la reforma previsional y al término de otra jornada cargada de violencia, en distintos puntos de Buenos Aires volvieron a escucharse los ruidos de las cacerolas. En algunos casos, las consignas de los vecinos apuntaban claramente contra la iniciativa que impulsa el oficialismo.

En Mendoza también hubo un cacerolazo. Cerca de las 23.30, un puñado de mendocinos se congregaron en Peatonal Sarmiento y San Martín para hacer sonar sus cacerolas en rechazo a la reforma que impulsa el gobierno.

Media hora después seguía llegando más gente, alcanzando hasta la medianoche de este lunes una treintena de personas, número que fue creciendo y después de la 1.30 el número era de casi 200 personas.

En Buenos Aires

Distintos grupos de vecinos se congregaron en esquinas de Caballito (Rivadavia y Acoyte), Palermo (Santa Fe y Scalabrini Ortiz), Belgrano (Cabildo y Federico Lacroze), Villa Urquiza, Once (Rivadavia y Pueyrredón), Boedo (San Juan y Boedo), San Telmo y Congreso. También hubo algunas protestas en zonas del conurbano bonaerense.

Pero no era solo en Buenos Aires, la imagen se repetía en gran parte del país.


rosario cacerolazo.jpg
Rosario poco después de la medianoche
Rosario poco después de la medianoche

Cerca de las 23, cuando todavía le quedan varias horas por delante al debate en la Cámara de Diputados, muchos de los manifestantes se concentran en las inmediaciones del Congreso para expresar su rechazo al proyecto que el oficialismo espera aprobar durante la madrugada.

Desde la tarde, hubo una convocatoria que circuló por redes sociales y grupos de Whatsapp: "Este lunes 18/12 a las 20 si estás en desacuerdo con la reforma jubilatoria, donde te encuentres salí a la calle y sumate al cacerolazo con ollas, bocinas, palmas o lo que tengas a la mano. Todos juntos, el país unido para expresar al unísono el desacuerdo del ajuste a jubilados". Los hechos de violencia protagonizados por grupos radicalizados, también despertaron el rechazo de varios vecinos porteños.

Mientras tanto, en el debate continuaba el acalorado debate por la reforma previsional y se esperaba que la votación, favorable para el oficialismo, vecinos de distintos barrios porteños salieron a hacer ruido desde los balcones o desde las esquinas. Usaron todo tipo de utensillos. En algunos casos también cortaron el tránsito durante algunos minutos.
Fuente:

Más Leídas