Diario Uno País

La demanda, que va en alza, aumentó tras la aparición de afectados por los virus H1N1 y de tipo B. Prevén que haya una ola de casos durante la segunda semana de las vacaciones de invierno.

En el Vacunatorio colocan 12 mil dosis contra la gripe por semana

Por UNO

Mariana Gilgil.mariana@diariouno.net.ar

Se prevé que cuando comience la segunda semana de las vacaciones de invierno, del lunes 15 al domingo 21 de julio, se producirá el pico de casos de gripe, luego de que ya se comprobó que circulan las cepas tipo A y B.

De todos modos, en lo que va del año hay menos cantidad de casos de virus respiratorios que el año pasado, según las estadísticas que maneja el Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la provincia.

A los últimos tres casos de pequeños con el virus A H1N1 que estuvieron internados en el hospital Notti y se conocieron la semana pasada en estos días se sumó el primero de gripe tipo B, que la contrajo una pequeña de casi dos años de Rivadavia que no había recibido la vacuna y estaba dentro del grupo de riesgo.

Esta situación confirmó que en Mendoza circulan dos de las cepas de enfermedad tipo influenza que están contempladas en la vacuna trivalente de la campaña de vacunación 2013 y que se está colocando en distintos efectores de salud de toda la provincia.

“Este es un caso más de gripe, aunque el primero del tipo B; es el de menos circulación en todo el país”, explicó Rubén Cerchiai, a cargo de la Dirección de Epidemiología de la provincia.

En primer lugar, el virus de mayor circulación a nivel nacional es el H1N1, en segundo orden el H3N2 y con el 1% es el tipo B, “justo es ese el que venimos a pescar en Mendoza”, refirió Cerchiai.

Los tres tipos de virus se presentan con los mismos síntomas: fiebre, dolor de cabeza, tos y un cuadro respiratorio. Y tanto las medidas preventivas como el tratamiento son equivalentes para todos los casos.

“No importa si es gripe A o B, lo importante es que ante cualquier caso hay que consultar de inmediato al médico”, indicó el funcionario.

A la vez, el funcionario reconoció que desde que se conocieron los primeros casos confirmados de gripe A y B, los mendocinos se asustaron y aumentaron las consultas en los centros de salud y vacunatorios de la provincia.

Precisamente los que reaccionan más tarde, a pesar de que son grupos de riesgo, son parte del universo de los que colman las salas de espera y concurrieron por estos días a colocarse de inmediato la dosis antigripal que corresponde a este año.

“La colocación de la vacuna antigripal en los grupos de riesgo no apunta a la disminución de la circulación viral sino a bajar la tasa del número de complicaciones, las hospitalizaciones y la mortalidad por esta enfermedad”, precisó el experto.

Sin embargo, todo paciente que presente síntomas de gripe, haya recibido o no la vacuna, debe consultar al médico, quien indicará el tratamiento antiviral, que puede ser el Oseltamivir o el Zanamivir, disponibles en el Ministerio de Salud para ciudadanos de los sectores tanto público como privado.

Vacunas para todos

A pesar de la alta demanda de mendocinos que corrieron compulsivamente a colocarse la dosis a partir de los casos confirmados que tomaron estado público, desde el Vacunatorio Central, la titular, Iris Aguilar, aclaró: “Hay  dosis suficientes de vacuna antigripal y ya hemos superado las 200 mil dosis en toda la provincia”.

Fuerte demanda

En promedio, en la institución ubicada en San Martín y Virgen del Carmen de Cuyo de Ciudad se colocan alrededor de 12 mil dosis por semana, aunque después de los primeros casos fatales en Buenos Aires y los confirmados en Mendoza se despertó el interés de los mendocinos y en los 3 días hábiles de la semana pasada se inyectaron 21 mil dosis.

Y para llevar tranquilidad a la población, Aguilar aclaró telefónicamente a UNO mientras estaba en plena campaña de vacunación en el departamento de Santa Rosa que la gripe B no tiene diferencia con la A en cuanto a sintomatología, y no se puede diferenciar con un examen clínico sino que es necesario hacer una muestra de hisopado en laboratorio.

En tanto, desde centros de vacunación del ámbito privado indicaron que quedan pocas dosis de vacunas antigripales y que no han vuelto a recibir en los últimos días.

No se piensa en anticipar las vacaciones

Sobre el rumor que circula por estos días de que podrían extender o adelantar el período de las vacaciones de invierno en el ámbito escolar debido a los últimos casos de gripes A y B, la titular del Vacunatorio Central, Iris Aguilar, desmintió la información y aclaró: “No estamos en una situación de pandemia ni similar a la del 2009 como para tomar una medida de esas características. Además, es muy pronto para anticiparse con algo así”.

En la misma sintonía, el responsable de la Dirección de Epidemiología de la Provincia y ex titular del Vacunatorio, Rubén Cerchiai, dijo: “Esta recomendación (de anticipar o extender el período vacacional) no se baraja en el Ministerio de Salud porque no existe ningún brote de la enfermedad, y si esto sucediera, allí se evaluará esta posible medida”.

Durante el invierno del 2009, en todo el país se estiraron las vacaciones de invierno de 14 a 21 días y se prohibieron las actividades que concentraran grandes cantidades de público.

Aconsejan prevenir

Según datos de vigilancia epidemiológica, Aguilar dijo que estamos en la época en que más crece el número de casos de enfermedades respiratorias. En este momento los virus de mayor circulación son: sincicial respiratorio, adenovirus y parainfluenza, que provocan resfríos, bronquiolitis y catarros. Al mismo tiempo descartó que haya algún brote o epidemia.

En coincidencia con Cerchiai, la profesional adelantó que para julio se espera el mayor número de enfermedades respiratorias ya que en invierno las personas permanecen en lugares encerrados y se amplían las probabilidades de contagio.

“No hay que alarmar sino prevenir: lavarse frecuente las manos, ventilar los ambientes, evitar el humo de cigarrillo y no automedicarse frente a la aparición de algún síntoma”, recalcó.