Diario Uno País

Es el que va desde Anchoris hasta Cruz Negra. La obra total, con un costo de $222 millones, estaría lista a fin de año.

En agosto habilitarían el nuevo tramo de la doble vía a Tunuyán

Por UNO

Julio Luzuriagaluzuriaga.julio@diariouno.net.ar

En agosto habilitarán un nuevo tramo de la doble vía que unirá a Tunuyán con el acceso sur de la provincia. Será desde Cruz Negra hasta Anchoris. Las inundaciones registradas el mes pasado en Buenos Aires provocaron que la planta en la que se elabora el concreto asfáltico quedara fuera de funcionamiento durante un mes.

El costo total de la obra asciende a unos $222 millones y actualmente está en el 60% de ejecución. En las últimas semanas se reactivaron las tareas. Así lo señaló el subadministrador de Vialidad provincial, Jorge Quinteros, quien además dio algunos detalles.

La falta de abastecimiento se debió a las inundaciones que en mayo afectaron a gran parte de Buenos Aires. El fenómeno climático jugó en contra de los tiempos y el ritmo de la obra.

Luego de las inundaciones, la planta pudo reanudar su producción pero durante varios días lo hizo al 40% de su capacidad, por lo que la provisión del material no fue la esperada. “Sin embargo, estamos cerca del 60% de ejecución de la obra y esperamos poder entregar los primeros 16 kilómetros, desde Anchoris hasta el retorno que se construye a la altura de Cruz Negra, en Tupungato, a finales de julio o a más tardar a principios de agosto”, adelantó Quinteros.

El subadministrador comentó que habrá demoras en los próximos meses en materia de vertido de concreto, debido a las bajas temperaturas. “Por estos días, el clima, que no ha sido tan frío, está ayudando mucho para la realización de este tipo de tareas”, dijo, pero aclaró que la llegada de las temperaturas más bajas seguramente generará una merma en el ritmo.

En tanto, en las últimas semanas, el movimiento de camiones, máquinas y obreros ha sido más que importante, mientras que las distintas obras de construcción –como puentes, alcantarillas y los edificios que se ubican en inmediaciones del actual control policial de Zapata– están muy avanzadas.

En julio del 2004 y en enero del 2008 fueron concluidas las primeras etapas de esta tan anhelada doble vía.

En menos tiempo y con más seguridad

La doble vía es una obra largamente requerida y anhelada por los habitantes del Valle de Uco. En el futuro, transitar desde el Centro de la provincia a la ciudad de Mendoza, y viceversa, será un trámite que demandará mucho menos tiempo y se convertirá en un viaje más seguro. El trazado será conectado a la ya existente doble vía Anchoris- Mendoza o Mendoza-Anchoris, según desde dónde se haga el recorrido. El nuevo tramo abarca poco más de 29 kilómetros de extensión. Beneficiará a unos 7.500 vehículos que a diario circulan por la Ruta Nacional Nº40 desde y hacia la capital provincial.

Los trabajos contemplan, entre otros, la construcción de una segunda calzada pavimentada sobre la Ruta Nacional Nº40, además de la duplicación de los puentes existentes, como también la construcción de todas las obras necesarias a fin de transformar la ruta en autovía.

La vinculación entre la calzada existente y la nueva se realizará mediante intersecciones canalizadas a nivel y retornos ubicados en puntos primordiales.

Dos rotondas y cuatro puentes

La doble vía contempla la construcción de cuatro puentes nuevos. Las planchadas estarán ubicadas sobre los arroyos Los Chañares Norte, Los Chañares Sur, Tierras Blancas y La Estacada. La obra incluye las  señalizaciones horizontal y vertical en ambas calzadas, y la iluminación de los empalmes con las rutas provinciales 88 y 96.

Incluirá la construcción de refugios para paradas de ómnibus, y un puesto fijo de control de peso y dimensiones con balanza de clasificación de vehículos.

Además levantarán puestos de control caminero para la Policía Vial sobre la Ruta Provincial 88, en Zapata, y para la División Canes, sobre la misma traza. Asimismo, Gendarmería Nacional tendrá un lugar sobre ese punto, como también el Iscamén y Vialidad nacional.

Un 20% más de presupuesto

A fines del año pasado y comienzos del 2013, la obra sufrió una notoria disminución en su ritmo debido a diferencias contractuales con la empresa contratista, condiciones climáticas, modificaciones en los planos iniciales, y  reformas que contemplan nuevas rotondas, puentes y luminarias, entre otros aspectos.

En enero de este año, la obra se encontraba en el 48% de su ejecución total y anunciaron que sería terminada a fines del 2013.

Merced a estos cambios al proyecto original, el costo final de la obra se elevó en 20%. Así, de los $183 millones presupuestados al inicio, pasará a costar algo más de $222 millones.

La habilitación por tramos ayudará a disminuir la peligrosidad de esta vía, que se ha cobrado varias vidas y ha provocado  numerosos accidentes, algunos de ellos espectaculares.

Actualmente, alrededor de 140 empleados trabajan realizando distintas tareas para las empresas contratistas José Cartellone y Ceosa.