Diario Uno > País

Emergencia por fuerte tormenta

Enrique Pfaabepfaab@diariouno.net.ar

JUNÍN– El Concejo Deliberante de esa comuna declaró ayer la emergencia para los distritos Philipps y Alto Verde debido a los graves daños causados por la tormenta de granizo, lluvia y viento que azotó ese sector el pasado sábado a las 23.30 y que en poco más de 15 minutos causó pérdidas en los cultivos que llegaron al 100% y dañaron una importante cantidad de viviendas.

“Considerando los graves daños ocasionados durante la tormenta de granizo que azotó en los distritos Philipps y Alto Verde se declaró la emergencia agropecuaria, social y habitacional en ambos distritos”, declaró el Concejo Deliberante de Junín, en una sesión extraordinaria y por un proyecto de ordenanza elevado por el Ejecutivo.

El Deliberante, a partir de la facultad que le otorga el artículo 83 del reglamento interno, reconoció la urgencia por tratar el tema y convocó a todos sus ediles.

Según estimaciones, el fenómeno climático afectó gravemente la producción agrícola, con daños de hasta el 100% en unas 800 hectáreas; en tanto que unas 400 hectáreas se vieron dañadas entre el 40 y el 50%. Además, la tormenta afectó a viviendas de la zona, provocando la rotura de vidrios, techos y tanques de agua.

Mientras desde el Gobierno provincial se confirmó la entrega de bolsas de sulfato, dos bodegas de la zona se comprometieron a recibir la producción que aún puede ser utilizada para la elaboración de mosto, dado que a la vid aún le falta el grado adecuado para ser usada para la elaboración de vinos.

Además mediante esta ordenanza se autorizó al Ejecutivo a utilizar todas las partidas extrapresupuestarias que considere necesarias a efectos de atender las urgencias que surjan de la emergencia.

El pasado lunes el ministro de Agroindustria de la provincia, Marcelo Barg, y el presidente del Instituto de Vitivinicultura, Guillermo García, estuvieron recorriendo la zona afectada junto con el intendente Mario Abed y determinaron la urgente aplicación de una política destinada a mejorar la situación de los pequeños y medianos productores de la zona.

“En Philipps ha afectado una franja de 3x5 kilómetros y los daños son totales, además de haber causado grandes destrozos en las casas de la zona, que pertenecen en su mayoría a familias de condición humilde”, dijo a este medio el intendente Abed la mañana del domingo, al recorrer el lugar.

En tanto su par de Rivadavia, Ricardo Mansur, informó que “fue una tormenta sorpresiva”.

“Por ser sábado había mucha gente en la calle y en Rivadavia hubo muchos autos dañados. En nuestro departamento los daños fueron de entre 30 y el 40 por ciento y la tormenta afectó una franja que comienza en Los Campamentos, cruza hacia el noreste y se mete en Junín, donde ha causado los mayores daños”, explicó.