El proyecto de ley del aborto llega al Senado con un escenario incierto

Diputados votó a favor de la despenalización. En la Cámara Alta las aguas están divididas.

Los jefes de las dos bancadas mayoritarias del Senado, Luis Naidenoff, de Cambiemos, y Miguel Pichetto, del peronismo, acordaron ayer agilizar el tratamiento del proyecto para legalizar el aborto, aprobado ayer por la Cámara de Diputados, para convertirlo en ley antes de setiembre.

Apenas sancionada la iniciativa en la Cámara Baja, tanto Naidenoff como Pichetto declararon públicamente que la propuesta debe recibir "rápido" aval del Senado, una cámara tradicionalmente considerada más conservadora.

El jefe de los senadores del oficialismo, que había promovido hace dos meses la posibilidad de llamar a una consulta popular para que sea la sociedad la que se expida sobre el aborto, declaró ayer que votará a favor y que, si bien respetará la "diversidad" que existe en las posturas de su bloque, abogará por avanzar con la norma.

Pichetto, contrariamente a lo que especulaban senadores de su propio espacio, declaró que el Senado "debe avanzar rápido" y que la movilización y la demanda social que provocó el tema tornan "imparable" el debate.

El jefe de los senadores peronistas llamó además a los integrantes de su bancada (que cuenta con 24 senadores, uno menos que Cambiemos) a tener "una actitud valiente ligada al cambio" en torno a este tema.

Incluso el bloque de senadores del FPV-PJ anunció que "en su totalidad, votará a favor de la media sanción de Diputados" (ver página 4).

Por otra parte, Naidenoff coincidió con Pichetto en que no debe demorarse el tratamiento y precisó que la semana próxima se convocará a una reunión con los jefes de bloque del Senado para definir los parámetros en los que se desarrollarán las audiencias públicas.

El objetivo es "impulsar un debate serio y responsable" con la convocatoria a especialistas, pero no la cantidad de quienes desfilaron por la Cámara de Diputados ya que consideran ese procedimiento "saldado".

"De arranque, vamos a tener un plenario de las comisiones de Salud, Legislación General y Justicia y pueden incorporarse otras", señaló Naidenoff, y opinó que "después de lo que ha ocurrido en Diputados hay una discusión bastante esclarecedora respecto al tema".

Así, la despenalización del aborto aprobada ayer por 129 votos a favor y 125 en contra, será debatida en audiencias públicas que podrían extenderse un mes en las comisiones.

Las diferencias políticas e ideológicas quedaron de lado
Diputados nacionales de todos los bloques parlamentarios coincidieron, a pesar de sus fuertes diferencias políticas e ideológicas, en su firme respaldo al proyecto de despenalización del aborto y fueron los principales protagonistas del proceso que terminó en la media sanción de la iniciativa, que demandó casi 24 horas de debate.

Fue el caso de los diputados del PRO Daniel Lipovetzky y Silvia Lospennato quienes, a pesar de la opinión en contra de muchos integrantes de su bloque, trabajaron hasta último momento para convencer a sus pares indecisos, e incluso consensuaron con los otros bloques varias de las modificaciones al proyecto original.

De Libres del Sur Victoria Donda fue una de las primeras firmantes del proyecto y trabajó junto con oficialistas y opositores en la redacción del proyecto y las modificaciones. Desde el FPV-PJ, una de las pocas diputadas de esa bancada que votó en contra del proyecto fue la santafesina Silvina Frana.

Fuente:

Más Leídas