Diario Uno > País

El partido justicialista, entre rupturas de bloque y acusaciones cruzadas

Hasta hace unos meses el justicialismo se divertía mirando las peleas dentro del radicalismo. Hoy, si bien la UCR no está bien, el PJ tiene una guerra interna entre el sector Azul y el vicegobernador Carlos Ciurca.

Este miércoles, los principales representantes del sector Azul se reunieron con el operador político Carlos Chueco Mazzón y tomaron la decisión de romper los bloques legislativos.

Esto, porque para el sector que lidera Mazzón, el problema tiene nombre y apellido: Carlos Ciurca.

Lo reconoció el senador nacional Adolfo Bermejo al asegurar que Ciurca está "más concentrado en cuestiones internas que en la gestión".

Es que para los azules, Ciurca ha movido todas las piezas en la Legislatura en beneficio de su sector, la Corriente Peronista, y ha ido minando el poder del presidente de la Cámara de Diputados Jorge Tanús y de la presidenta provisional del Senado, Miriam Gallardo.

Incluso, en los últimos días y viendo la tormenta que se avecinaba, otros dos representantes de la Corriente, el intendente de Guaymallén, Alejandro Abraham y el de Las Heras, Rubén Miranda, habían deslizado la posibilidad de que el gobernador Francisco Pérez asumiera como presidente del partido en remplazo del mismo Abraham.

“Para nosotros, siempre el conductor natural del justicialismo ha sido el gobernador”, respondió un representante de los azules, dando por tierra la posibilidad de que esa idea solucione la interna peronista. “El problema es Carlos Ciurca”, agregó.

Desde la Corriente, Abraham por ahora, piensa en cómo tomar esta decisión y lo primero que hará el cacique de Guaymallén será reunirse hoy con el gobernador Francisco Pérez, para analizar los pasos a seguir y pedir una mediación del mandatario para que los azules den marcha atrás en su decisión.

Las razones

Desde los azules ven a Ciurca como el responsable de la ruptura de los bloques legislativos. Le apuntan principalmente por la captación de dirigentes que realiza este en departamentos gobernados por el sector azul, como Tunuyán y General Alvear.

De hecho, la semana pasada, la interna justicialista se reavivó cuando la dirigente Patricia Fadel criticó, vía Facebook, a Ciurca acusándolo de perjudicar al intendente de Alvear, Juan Carlos De Paolo, en la elección del presidente del concejo deliberante.