Diario Uno País

Cristian Mirabelli pidió a la Justicia ayuda psiquiátrica para sus otras seis hijas, dado que la madre se opone por motivos religiosos.

El papá de la chica que murió por anorexia pidió ayuda para sus hijas

Por UNO

Un pedido desesperado tras una muerte absurda. El padre de una adolescente que falleció el sábado pasado víctima de anorexia nerviosa en la ciudad entrerriana de Rosario del Tala presentó ante la Justicia un escrito para que se brinde asistencia “psiquiátrica y médica” a sus otras seis hijas, porque la madre “se opone” a que reciban atención médica por cuestiones religiosas.

María Antonella Mirabelli, una joven de 19 años, murió el sábado, con un peso de 31 kilos, dijo el miércoles el abogado del padre, Gustavo Baridón, y sostuvo que su cliente, Cristian Mirabelli, realizó una presentación ante la Justicia provincial porque “las seis hermanas son menores de edad. Presentamos un escrito en el juzgado para el inmediato tratamiento psiquiátrico y médico” de todos los integrantes de la familia.

Los padres de Antonella, Verónica Rodríguez Rocca y Cristián Mirabelli, están separados desde hace seis años. La madre y la abuela de la joven decidieron hace tiempo no recibir atención médica de ningún tipo, basándose en el precepto bíblico de que Dios cura todo mal, a raíz de lo cual Antonella murió.

El papel de la Justicia

El fiscal Elbio Rojkin, por su parte, afirmó que la Justicia “hizo todo lo que podía hacer” para convencer a la adolescente para que reciba atención médica por el cuadro grave de anorexia que padecía y destacó que su creencia religiosa “influyó mucho” en esa decisión.

En declaraciones, el abogado de Mirabelli manifestó que la madre de María Antonella rechazó “cualquier tipo de intervención médica, se opone terminantemente”, incluso después del fallecimiento de su hija.

“Dentro de lo que es la impotencia del papá, de la tristeza que tiene, realmente él siempre trató de decir en los escritos, en las audiencias de manera personal, que su hija se moría, que no había otra posibilidad que no sea la muerte, y de hecho así ocurrió lamentablemente”, expresó Baridón.

El abogado dijo que en septiembre de 2012, Mirabelli presentó un escrito en el que solicitó la intervención de la Defensoría de Pobres y Menores de Rosario del Tala “para que se ocupen del tratamiento médico de su hija, puesto que veía un grave deterioro de su salud, pero desconocía a qué obedecía”. Baridón destacó que la adolescente y su madre se oponían “a cualquier tratamiento u observación médica y esto quedó asentado en las actas, y que se encomendaban enteramente a su Dios, dentro de su religión o secta”. Asimismo, expresó que el padre siente “bronca e impotencia, pero ahora está dedicado a salvar a sus otras seis hijas, tras esta muerte absurda”.

El fiscal quedó “muy afectado”

El fiscal Elbio Rojkin, quien intervino en el caso tras una denuncia del padre de la adolescente para que se le diera asistencia médica, dijo sentirse “muy afectado” por la muerte de la joven.

“La veía mucho, todas las semanas. Ella accedió a realizar una terapia psicológica después de hablar conmigo. Todos los jueves después de ver a la psicóloga venía a charlar a mi oficina. La última vez me dijo "hasta el jueves que viene'”, expresó Rojkin.

El fiscal manifestó que la creencia religiosa de la adolescente y su familia “influyó mucho en su férrea” negativa para recibir asistencia médica y descartó que perteneciera a “una secta, como se dijo”.

“Son muy creyentes, oran en grupo y están convencidos de que todos sus problemas se solucionan por la fe”, afirmó el fiscal respecto de la adolescente y su madre, mientras expresó que “la Justicia hizo todo lo que se podía hacer desde el Estado, sin avanzar indebidamente sobre una decisión privada. La chica era mayor de edad y no tenía ningún padecimiento mental”, aclaró el fiscal, por lo tanto su objetivo, dijo, era “convencerla para que haga un tratamiento por su propia voluntad, ya que no se podía avanzar en el caso “por la fuerza”.

“Estábamos avanzando. Tuvo dos audiencias con la jueza, empezó la terapia y este desenlace repentino nos sorprendió a todos”, remarcó.