Diario Uno > País

"El ladrón siempre piensa que los otros son de su condición", fustigó Fernández al diario Clarín

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, cuestionó al diario

Clarín "por tratar de rozar al gobierno" con la

detención de los hijos del ex titular de la Fuerza Aérea José Julia producida

en España por transportar cocaína en un avión de su empresa Medical Jet, y afirmó que esa firma

"nunca trabajo" para el ex presidente Néstor Kirchner.

"Nunca trabajó para Kirchner", respondió Fernández, en declaraciones a radio Continental,

cuando le preguntaron si había existido un vínculo entre la flota aérea de Eduardo y Gustavo Juliá,

detenidos junto a Gastón Miret, también hijo de otro alto jefe de la Fuerza Aérea.

Gustavo Juliá se desempeñó en la gerencia del Pami durante el gobierno de Carlos Menem y fue

despedido de esa entidad, acusado de contrataciones irregulares de la obra social, cuando Néstor

Kirchner llegó a la Presidencia.

Fernández reseñó que "a días de haber asumido" Kirchner, en junio del 2003, "se interviene el

Pami porque era un escándalo de corrupción" y se "denuncian este tipo de negociados realizados

-entre otros- por Juliá".

Además, el jefe de Gabinete consideró un "bochorno" e "impresentable" la forma en la que el

matutino Clarín presentó en tapa la información y reafirmó que la empresa aérea Medical Jet "nunca

aportó dinero ni participó de ningún viaje" de Kirchner.

"Sacan una tapa para de alguna manera rozar al gobierno nacional con esta situación",

entendió Fernández sobre la publicación del arresto en Barcelona de los hermanos Juliá.

Fernández aludió a una publicación del diario El Argentino en la que se asegura que esa flota

aérea "aportó dinero a la campaña (del gastronómico Luis) Barrionuevo".

Recordó también que Gustavo Juliá "manejaba las finanzas del Pami y se auto autorizaba las

facturas de Medical Jet", compañía que realizaba traslados sanitarios para ese organismo durante la

presidencia de Eduardo Duhalde.

"Decía Clarín en ese entonces que era el avión que frecuentaba Luis Barrionuevo y que los

Juliá eran los pilotos de confianza de él", advirtió Fernández.

En esa línea, se quejó de que "el gran diario, el gran serio y el que nos dice cómo tenemos

que pensar, cuando le conviene, muestra una cosa y, cuando no, muestra otra para ensuciarnos".

"El ladrón siempre piensa que los otros son de su misma condición", reflexionó Fernández,

quien insistió con el "doble standard" de algunos medios.

En cuanto a la causa, el jefe de Gabinete opinó que los detenidos "deben ser la puntita de un

iceberg" y apuntó que Interpol Argentina aguardará las demandas de la justicia española, en base al

código de procedimientos que usa en este tipo de situaciones.