Diario Uno País

Sergio Heredia (38) previamente fue imputado de intento de homicidio de su esposa, María Zucarelli (35), con quien sostuvo una discusión, en su casa del distrito San Roque, en Maipú.

El hombre que quiso matar a tiros a su pareja terminó imputado e internado en El Sauce

Por UNO

Por Catherina Gibilarocgibilaro@diariouno.net.ar

Sergio Heredia (38) fue imputado ayer por haber intentado matar a su esposa, María Zucarelli (35), con un disparo luego de una discusión que sostuvieron en el interior de su vivienda de Maipú en horas de la tarde del martes. Sólo por un hecho fortuito la mujer no fue alcanzada por el disparo que le efectuó con un rifle calibre 22 desde muy corta distancia.

Quien resolvió acusar al hombre fue el ayudante fiscal Nicolás Souto, de la Oficina Fiscal 16 de Rodeo del Medio, Maipú. El funcionario judicial le endilgó el delito de “homicidio doblemente agravado por mediar una relación de pareja con convivencia y por mediar violencia de género, todo en grado de tentativa”.

Heredia fue sometido a exámenes psiquiátricos que determinaron que debía ser alojado en el hospital El Sauce por padecer problemas psicológicos que lo tornan peligroso.

El casoEl intento de homicidio de María Zucarelli, madre de una pequeña de 5 años, ocurrió en el domicilio que compartía con Heredia en la calle Venancio Aguilar 6526 del distrito San Roque, en el departamento de Maipú.

La joven madre se encontraba alrededor de las 15.30 dentro de la casa con Heredia y entre ambos comenzó una discusión que se extendió por varios minutos. Luego pareció que todo se encarrilaba pero nuevamente los ánimos se caldearon a tal punto que Heredia tomó un rifle calibre 22 con el cual apuntó a la mujer y efectuó un disparo cuando ella se encontraba sentada en un sillón.

La rapidez con la cual se corrió, viendo el peligro inminente que se avecinaba –él la había apuntado al pecho– impidió que el proyectil la alcanzara e impactó en la pared.

Ante esta situación grave Zucarelli comenzó a pedir ayuda a los gritos, que afortunadamente fueron escuchados por una vecina que llamó en el acto a la subcomisaría Francisco Lara.

La mujer informó que desde la vivienda vecina se escuchaban pedidos de socorro pero lo más grave era que también oyó un disparo.

Los policías no perdieron tiempo y fueron hacia el domicilio indicado, donde encontraron al agresor con el cual tuvieron un forcejeo y finalmente lo detuvieron llevándolo a la Oficina Fiscal 16 de Rodeo del Medio,ubicada en la Comisaría 49.

Previamente, de la casa secuestraron dos rifles calibre 22 con varios proyectiles y una funda. Asimismo los efectivos observaron en el piso una vaina servida del mismo calibre.

En su declaración la esposa del detenido relató puntualmente cómo ocurrieron los hechos y afirmó que “él había disparado en su contra desde corta distancia pero que la bala no la alcanzó porqué ella se apartó a tiempo”.