País País
lunes 18 de diciembre de 2017

El Gobierno sigue los incidentes en el Congreso y confía en aprobar la reforma

El Gobierno seguía esta tarde de cerca el debate en el Congreso por la reforma previsional y confiaba en que se logrará sancionar la ley, pese a los violentos incidentes que se registraban en la zona entre militantes de diferentes agrupaciones y la Policía de la Ciudad.

En el recinto están presentes el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quienes se reunieron temprano con varios gobernadores.

El Gobierno confía que la sesión va a poder continuar, pese a los disturbios que hay en los alrededores del lugar y el pedido de algunos diputados de la oposición de que se levante el tratamiento del proyecto.

Según indicaron fuentes oficiales, los conflictos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad dejaron hasta el momento cuatro efectivos policiales y seis civiles con diferentes tipo de traumatismos.

El propio presidente Mauricio Macri se reunió más temprano en su despacho de la Casa Rosada con Peña para hablar de la jornada legislativa, aunque después siguió con su agenda programada.

Si bien estaba informado al minuto de lo que ocurría en el Congreso, el mandatario recibió a las 15:00 en audiencia a las autoridades de la empresa Lafarge Holcim, fabricante de materiales de construcción, principalmente cemento y concreto.

Por su parte, Frigerio había advertido por la mañana que "hay un sector que quiere poner palos en la rueda al Gobierno" para evitar que se apruebe el proyecto.

"Lo que evitó que se transformara en Ley este proyecto fue el patoterismo, una violencia predeterminada porque sabían que teníamos el número para sacarla", aseguró en declaraciones radiales.

En este sentido, el funcionario nacional le pidió a la CGT que no le haga "el juego a los violentos" y no convoque a un paro en rechazo a la iniciativa, como finalmente ocurrió.

"Nosotros siempre damos la cara y hemos defendido a los jubilados, mientras que el gobierno anterior siempre les ha dado la espalda", afirmó Frigerio.

Para el ministro, el debate por la reforma "fue una excusa para la violencia", ya que, a su entender, quienes están en contra de la propuesta del oficialismo "tuvieron tiempo para estudiarla y discutirla" en el Congreso.
Fuente:

Más Leídas