País País
sábado 17 de marzo de 2018

El Gobierno evalúa reducir el impuesto a la cerveza

Aunque el jefe de Gabinete, Marcos Peña, lo desmintió, Hacienda avanza en una baja del tributo del 14 al 10%.

unque el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró que "aún no se está evaluando", el Gobierno prepara una reducción en el impuesto interno a las cervezas del 14% al 10%.

Así, daría parcialmente marcha atrás con el cambio introducido en diciembre pasado, cuando el Congreso aprobó la reforma tributaria, que para este sector implicó un aumento de la alícuota del 8% al 14%, si bien inicialmente estaba previsto que llegara al 17%. Para las artesanales, quedó sin cambios, en 8%.

El miércoles por la noche, Peña respondió a preguntas en el Congreso, que previamente había contestado por escrito para entregar, ese mismo día, a los diputados.

Al ser consultado por el diputado mendocino justicialista Rubén Miranda por el cambio y la preocupación en el sector vitivinícola, Peña contestó en el recinto: "Por el momento no hay una evaluación del cambio del impuesto interno a la cerveza. Y ratificamos, como dije el otro día en la Vendimia, nuestro orgullo por el vino, la bebida nacional, como producción ejemplar que ha marcado un rumbo para muchas economías regionales y que nos une a todos en la mesa argentina".

Sin embargo, la respuesta entregada previamente por escrito y que figura en Diputados confirmaba la baja del tributo y hasta estimaba su costo.

La consulta por escrito interrogaba los motivos de la baja de cuatro puntos y qué impacto tendría. "La razón fue no generar un daño al sector cervecero, teniendo en cuenta el impacto sobre la actividad y el empleo. Se estima que el costo fiscal anual de la medida considerada es de $ 1.700 millones, a precios del año 2018", afirmaba la respuesta escrita (Nº249), por el jefe de Gabinete.

Así, confirmaba oficialmente la reducción por escrito, algo que por error, confusión o alguna otra razón desconocida, no dijo verbalmente.

Desde el Ministerio de Producción, a cargo de Francisco Cabrera, confirmaron a El Cronista que el Ministerio de Hacienda evalúa la reducción. Explicaron que se introduciría el cambio cuando se reglamente ese segmento de la reforma tributaria.

Desde las empresas cerveceras prefirieron no referirse al tema, aunque desde el año pasado insistían en que la suba del impuesto interno, que previamente estaba fijado en 8% y originalmente preveían subir al 17%, afectaría al consumo. Además, aducían que era "discriminados" frente a una bebida sustituta, como el vino, que quedó exento de la suba y no abona impuestos internos.

Los cerveceros argumentaban, antes del tratamiento, que su bebida posee menor graduación alcohólica que el vino y el champán, y que la Organización Mundial de la Salud recomienda gravar a bebidas alcohólicas según su graduación. Con el nuevo cambio, las cervezas industriales quedarían sólo dos puntos por encima que la alícuota previa.

Las bodegas volvieron a mostrar preocupación. Referentes del sector dijeron que durante los festejos por la Vendimia Cabrera les había dicho que era un "decisión tomada" la reducción de la alícuota a la cerveza; de ahí la consulta que el diputado mendocino Miranda hizo a Peña.
Fuente:

Más Leídas