Diario Uno > País

"El corazón se me iba a salir de la emoción"

"Después de tantos años que Malargüe vuelva a tener una corona nacional, para mí fue una alegría: El corazón parecía que se me iba a salir de la emoción. Es muy importante para nuestro departamento", consideró ante Diario UNO Patricia Cecconato, la primera reina vendimial que en 1991 dio la primera soberana al departamento sureño. Y 22 años después, con la reciente proclamación de la malargüina Candela Berbel, la ahora concejala revivió aquellos momentos inolvidables.

"A Candela la conocía de vista. Me la había cruzado varias veces y siempre resaltó. Es como cuando vos ves a una persona y decís 'tiene pinta de reina'. Bueno, eso me pasaba con Candela hace unos dos años atrás. Ahora tuve la oportunidad de conocerla y me parece una persona sumamente sencilla, humilde, dulce, inteligente. Vos hablas con ella y te cautiva. No encuentro un calificativo que englobe todas esas cualidades", consideró.

Cecconato aclaró que entre ellas hubo varias casualidades, aunque descartó que en cierta forma sus caminos hayan estado predestinados. "Son pequeñas coincidencias", evaluó.

A ambas "nos tocó el mismo número de carro, el 17; el día de las dos elecciones fue un 2 de marzo; un fanático de Vendimia también me dijo '¿vos sabías que la misma persona que dirigió la fiesta del 91 dirigió esta del sábado 2?'. Son pequeñas coincidencias".

Patricia indicó que su pueblo "muchas veces olvidado, está feliz" y espera con ansiedad la llegada de Candela a su tierra.

 Enviado a la(s) 20:48 del lunes

 Fabricio:  "¡Por supuesto que voy a estar ahí! También recibiremos a nuestro boxeador (el campeón mundial mosca Juan Carlos Rebeco). Así que Malargüe está de fiesta... Es muy bueno porque el hecho de estar tan alejados pareciera que no existimos", razonó.