País Domingo, 7 de octubre de 2018

Echaron a un profesor por usar "lenguaje inclusivo" en una escuela católica

El maestro de música les dijo "todes" a sus alumnos en una clase de educación sexual.

Matías Pérez Taján era profesor de música del Instituto Nuestra Señora de la Anunciación en Tolosa desde marzo del 2016. En la última semana, el hombre contó que les había hablado a sus alumnos con lenguaje inclusivo y que al otro día las autoridades del instituto le comunicaron que por decisión institucional lo expulsaban.Según contó en su Facebook, el 27 de setiembre pasado Pérez Taján recibió el telegrama que lo desvinculaba del colegio. Ese día, denunció, "yo estaba trabajando en la escuela, pero en ningún momento me comunicaron que me estaban despidiendo". Además, según añadió, perdió el empleo "sin ninguna instancia previa de diálogo, sabiendo incluso que fui padre hace un mes y medio".El profesor, que es músico y compositor, aseguró que durante el tiempo en que enseñó en el establecimiento "nunca" se le llamó la atención ni se le labró un acta por mal desempeño. "No se me convocó a ninguna reunión ni se me observó en clase y tampoco se me comunicó algún tipo de disconformidad de los padres" sobre su trabajo. Lo dejaron cesante, dijo, de un día para el otro y sin ninguna explicación. "Cuando le pregunté a la directora el motivo de mi despido, su respuesta fue que piense yo por qué podrían haber tomado esa decisión".Pérez Taján relató que días después se enteró de que un grupo de madres y padres de tercer grado se habían quejado porque, en el marco de una clase de Educación Sexual Integral, habló con los alumnos acerca de la igualdad de género, sobre los roles y funciones "atribuidos a mujeres y varones en la infancia y la adultez" y utilizó la palabra "todes" y otras modalidades lingüísticas del lenguaje inclusivo. Lo hizo, resaltó, sin obligar a los alumnos a usarlas, sino intentando explicarles "acerca de qué implicaba ese cambio de vocal".Tras la repercusión de la denuncia, el docente, que aclaró que el empleo en la Anunciación "no era mi principal fuente de ingreso pero ocurre en un contexto complicado desde lo económico", dijo que sabía que un grupo de madres y padres se habían quejado porque había utilizado lenguaje inclusivo e incluir en su clase la temática de género, pero a la vez supo, según subrayó, que "ninguno pidió que me echarán del colegio, sino generar una instancia de debate para que, entre todos, se pueda construir algo que le sirva a los chicos".Según publica El Día, la representante legal del colegio, Gabriela Morgade, respondió que el despido fue "una decisión institucional, en base al perfil docente que buscamos con la escuela; no es nada puntual, vamos evaluando la respuesta que tenemos que dar en base al compromiso que tenemos con las familias".

Fuente: El Patagónico