Diario Uno País

Hace más de un año que los padres reclaman a Osecac la compra y colocación de implantes. Asoma una solución.

Dura batalla para que Mateo pueda escuchar y hablar por primera vez

Por UNO

Luciana Moránmoran.luciana@diariouno.net.ar

Analía Ausina (27) y su esposo, Damián Guerra (27), llevan más de un año haciendo trámites para que su obra social, Osecac, cubra la operación que le permitirá oír a su hijo Mateo, de 2 años y 10 meses. El pequeño sufre de hipoacusia neurosensorial bilateral profunda y no puede oír. Tras pasar por varios médicos que no supieron diagnosticar lo que sucedía, a los 11 meses confirmaron que Mateo no oye y, en consecuencia, tampoco puede hablar.

Con esta noticia iniciaron las gestiones para operar al pequeño y así devolverle la audición y descubrieron que la obra social no cubriría tal intervención.

Cartas, pedidos y reclamos quedaron en la nada y ante las reiteradas negativas de Osecac para cubrir la atención que necesita Mateo, la familia Guerra recurrió en junio del 2012 a la Superintendencia de Servicios de Salud.

Consiguieron que Osecac compre los implantes cocleares, que cuestan U$S50.000, que le permitirán a Mateo oír. Las prótesis ingresaron a Buenos Aires recién el 11 de junio de este año por las demoras de importación y, según le dijeron a la mujer, hoy llegan a Mendoza.

“La carpeta del implante la presenté en la obra social el 21 de marzo de 2012. Nunca tuvieron una respuesta positiva, me derivaban a Córdoba o Buenos Aires para que preguntara en algún hospital, pero no accedimos porque después todos los ajustes del implante hay que hacerlos en el lugar de la intervención y esos viajes serían un gasto que no podemos afrontar”, aseguró Ausina al tiempo que sacaba los comprobantes de sus gestiones, guardados prolijamente en una tupida carpeta.

“Me da bronca todo el tiempo que perdemos por la burocracia de la obra social. No puedo entender cómo teniendo la solución y sabiendo que lo deberán cubrir, no lo hacen”.

Esperanza

A pesar de esta buena noticia del implante, la peregrinación para llegar a la operación aún no terminó. El niño tiene fecha para ser intervenido en el hospital Notti el 3 de julio. Según el dictamen de la Superintendencia, la obra social debe cubrir el 100% de la cirugía, pero un nuevo problema apareció por la actualización de los costos. El presupuesto para la cirugía que presentaron en la Superintendencia en 2012 era de $14.875 y después de 15 meses el monto se elevó a $20.000.

“Son poco más de $5.000 de diferencia con lo que autorizaron antes en la obra social y ahora en Osecac me dicen que no lo pueden autorizar al nuevo monto porque en enero yo presenté un presupuesto y ahora les llevo otro. Eso no es cierto, el presupuesto que presenté es del 19 de marzo del año pasado. Tengo las fotocopias de todo”, aseguró la mujer.

Según los profesionales que atienden a Mateo, la celeridad de la operación es un factor importante para obtener mejores resultados.

“La plasticidad del cerebro no es la misma en un niño más chico que enuno más grande. Si le ponen el implante ahora, cuando cumpla 4 años hablará como un niño de un año, porque cuando lo operan nace auditivamente y entonces hay que esperar todos los procesos de un niño y más se atrasa para adaptar la edad cronológica con la auditiva; hasta que se junten ambas pasarán algunos años”, explicó Ausina.

Pereyra: “Está solucionado”

Diario UNO se comunicó con el secretario general del CEC y delegado de Osecac en Mendoza, Guillermo Pereyra, para consultarle el caso de Mateo. Pidió ver el expediente y después de unas horas informó: “Llamé a Buenos Aires y el expediente ya está autorizado, lo tenían esperando, “a dictamen”; entonces les dije que me dijeran qué iba a pasar y dijeron que sí, que lo van a autorizar y mañana (por hoy) llegará la autorización a Mendoza. Ya llamarán a la familia para avisarle. Osecac tiene sus tiempos. La mesa operativa se toma sus tiempos. Lo que no es urgente se acomoda”.

Ayer a la mañana, Analía Ausina había consultado en las oficinas de Osecac y le respondieron que “están evaluando el tema en Buenos Aires”.