Diario Uno > País

Despidos y reacomodamientos en el Municipio de San Martín

Por Enrique Pfaabepfaab@diariouno.net.ar

El 19 de febrero el intendente de San Martín, Jorge Giménez (PJ), pateó el tablero y les pidió la renuncia a su gabinete y a todos aquellos que fueron nombrados en cargos políticos. Eran 58.

A partir de este jueves el jefe comunal comenzará a reacomodar las fichas pero ya se sabe que habrá seis o siete que no estarán y otras que serán reubicadas en otros casilleros, donde se espera que rindan mejor.

“Quiero sacar a los que no trabajan y que la gente note ese cambio”, dicen que ordenó Giménez a sus más cercanos colaboradores. Y con ese criterio inmediatamente fijó la vista en seis o siete áreas que no han funcionado como el intendente pretendía.

Todavía nadie ha querido confirmar quiénes partirán y dónde habrá cambio de funciones. Si bien hay rumores, en el entorno de Giménez se dice: “El intendente es el único que sabe que ocurrirá”.

El jueves recién se podrán tener algunos indicios, después de que el jefe comunal regrese de Buenos Aires. Giménez estará en la Casa Rosada con otros intendentes peronistas del país. En este viaje, también participará una comitiva de periodistas de los medios regionales y provinciales que fueron invitados para cubrir la aprobación de algunos proyectos que cada Comuna presentó para lograr financiamiento nacional.

Ya de vuelta y antes de que concluya la semana, Giménez contará quiénes se quedaron desocupados, quienes tendrán una última oportunidad en otra área y quiénes mantendrán sus cargos. Sin vueltas, será un reparto de premios y castigos.

Chau, chau, adiósNadie ha dado nombres, pero algunos funcionarios casi se han empezado a despedir antes de que le anuncien el final de su gestión. La responsable de Cultura, Lorena Romero, es una de ellas.

Curiosamente Cultura es donde más se ha trabajado en San Martín. Pero también es cierto que la mayor cantidad de actividades y proyectos no han surgido de esa área, sino de Desarrollo Social que utiliza actividades culturales para ejecutar sus objetivos de integración.

Los ejemplos más sobresalientes son las murgas barriales y la Orquesta Escuela, que le han dado muchas satisfacciones a la Comuna.

Pero Romero no se llevó los méritos de estos logros, sino Valeria Coria, “hija del corazón” del intendente Giménez –como él mismo dice–, y que es la titular de Desarrollo Social.

Algunos aseguran que el sucesor de Romero ya está elegido: Hugo Arcidiácono, director de la Orquesta Escuela.

Pero habrá que ver si este rumor se confirma y si el músico acepta, ya que parece estar bastante cómodo en sus funciones de docente y artista. En este posible nombramiento habría una especie de competencia con el Gobierno provincial, ya que el mismo Francisco Pérez habría sondeado a Arcidiácono para que dirija el proyecto de orquestas escuelas en todo Mendoza.

El ex curaQuien también abandonaría la Municipalidad es Hugo Munafó. El ex sacerdote, quien conoce al intendente desde su juventud, cuando todavía era un simple militante peronista, ha trabajado en el área de Familia.

Aquí el final no llegaría por objetivos no cumplidos, sino por cierto no alineamiento de Munafó con las líneas de acción política trazadas desde el peronismo.

No hay que olvidar que este es un año electoral y que Giménez –como él mismo le dijo a sus allegados– quiere generar un impacto en el vecino del departamento y mostrar que quien no satisface las necesidades de la población por falta de acción, se queda sin trabajo.

Si es así hay una lista de nombres que son muy criticados y que no le caen simpáticos al común del vecino que, a esta altura, ya es un voto a captar. Si Giménez se guía por esto, los anuncios de esta semana van a sorprender a más de uno.