Diario Uno > País

Cuatro escuelas están sin agua en Alvear

Por Gonzalo Villatorovillatoro.gonzalo@diariouno.net.ar

La crisis hídrica que padece la provincia no deja a nadie afuera, tanto que una población educativa con casi 3.000 personas padece la falta de agua e incluso obligó a los directivos a suspender el dictado de clases.

Son cuatro instituciones escolares de nivel secundario y terciario que conviven en dos edificios, de la ex comercial y la técnica Jorge Barraquero, y se nutren de la misma cisterna.

Además de la escasez de agua, el combo de falencias incluye problemas en las redes de gas natural, cloacas y tendido eléctrico, baños en estado deplorable, ventiladores de techo que se vienen abajo y goteras por doquier.

La principal afectada es la ex escuela de comercio, actualmente dividida en dos, la 12 de Agosto que funciona a la mañana y la Río Atuel, que abarca al turno tarde y la noche.

“Antes de suspender las clases nos piden que agotemos todas las instancias y al final terminamos poniendo un parche y resolviéndoles un problema a los demás”, comentó Mabel Figueroa, directora de la escuela Técnica.Quien no tuvo tanta paciencia y optó por cerrar el establecimiento escolar en la tarde del jueves fue Mabel Bárbulo, vicedirectora del colegio 4-202 Río Atuel.

“No tenemos una gota de agua para beber o limpiar, es imposible entrar a los baños, en esas condiciones no pueden estar los alumnos y el personal”, dijo ofuscada la docente.

La escuela 12 de Agosto cuenta con una matrícula de 400 alumnos, mientras en la Río Atuel hay 550 estudiantes. Dividida apenas por una tela metálica está la escuela Técnica, con 630 inscriptos.

El Instituto de Educación Superior (IES) aporta lo suyo, son 600 alumnos en 11 carreras y asisten a clases repartidos en ambos edificios. La abultada cifra se completa con unas 200 personas en promedio que forman parte del plantel profesional y no docente que trabaja en cada entidad. En ese contexto, los 40.000 litros que están almacenados en los tanques se agotan a media mañana y el resto de los turnos se ve perjudicado.

“No es sólo la falta de agua y la higiene, un celador casi se electrocutó, en la noche damos clases a media luz o nos tenemos que ir a la biblioteca”, se quejó un grupo de profesores que apoyó a Bárbulo en la determinación de suspender las clases.

Esta situación no es nueva, en 2011 comenzaron los expedientes a circular por Casa de Gobierno y en junio de 2012 se vivió una situación tensa cuando los alumnos de quinto año de la ex comercial no entraron a clases como forma de protesta.

Desde la Dirección de Mantenimiento y Reparación de Infraestructura Educativa aseguraron que “en mayo” se llamará a licitación y “en el segundo semestre estaríamos en condiciones de adjudicar y comenzar con las obras”, detalló Roberto Leotta.

El proyecto está dirigido solamente a subsanar la falta de dotación de agua. El resto de los problemas seguirá esperando.

Construirán una conexión nueva y de mayores dimensiones que permita el ingreso de más caudal para acelerar la recuperación de los tanques de reservas.

También preven la construcción de baños y la red cloacal entera en las escuelas 12 de Agosto y Río Atuel. La inversión total ronda los $600.000.