Diario Uno País

Ya funciona la Policía Rural del Valle de Uco, con sede en Pareditas. Por ahora cuenta con 21uniformados y una tarea acotada, pero su objetivo es incrementar el personal y abrir delegaciones.

Cuatreros y cazadores, en la mira

Por UNO

Por Julio Luzuriagaluzuriaga.julio@diariouno.net.ar

SAN CARLOS– La flamante Policía Rural del Valle de Uco ya presta servicios en el distrito Pareditas. La base operativa, que cuenta con 21 uniformados –tres son mujeres– y un móvil, está ubicada a metros de la  intersección de las rutas nacionales 40 y 143, a la vera de esta última.

Momentáneamente sólo realizará trabajos tendientes a la educación, los controles rutinarios y las maniobras de prevención. La inauguración oficial se realizaría a fin de mes.Desde ayer, los uniformados afectados a ella  trabajan en la base operativa, ubicada al sur de San Carlos.

El oficial principal Miguel Bobadilla, jefe de la unidad, tiene entre sus filas a agentes que llegaron desde la Policía Rural de las zonas Centro, Sur y Este, además de efectivos y baquianos de la región que se sumaron desde distintas dependencias del Valle de Uco.

Hasta hacía unos días, y de manera paradójica, esta zona central de la provincia, con una actividad agroindustrial y ganadera más que importante, no contaba con este valioso servicio policial.

Luego de la firma de un convenio entre la cartera de Seguridad de la Provincia y Vialidad nacional, la nueva fuerza está radicada en el edificio apostado sobre la Ruta Nacional 143, que une San Carlos con San Rafael, al sur, y a pocos metros de la ruta 40, que conduce al dique Agua del Toro y a Malargüe, zona explotada por cuatreros y cazadores furtivos.

A futuro se espera que sean 30 los efectivos que presten servicio y sumarían otras dos unidades para patrullajes y prevención del delito. Asimismo, crearían delegaciones en Tupungato y Tunuyán.

Más allá de las funciones básicas de la policía, la Rural trabajará en el cumplimiento de lo normado por la Ley Provincial Nº6.773 de Ganadería, la preservación de la flora y la fauna junto con la Dirección de Recursos Naturales Renovables de Mendoza y lo exigido por el Código Alimentario en materia de transporte.

Opciones finales

Si bien el comisario general retirado Jorge Barrera –ex jefe de la Distrital de Policía del Valle de Uco y uno de los impulsores de la llegada de la Rural a la zona valletana– bregó porque se la instalara en Vista Flores, un punto geográfico estratégico, situado al centro de los poco más de 100 kilómetros que separan Pareditas de la ciudad de Tupungato, quien lo sucedió en el cargo, el comisario general Rafael Salinas, optó por ubicarla en  Pareditas, teniendo en cuenta que es una las áreas rurales más extensas de la región.

Otro factor determinante a la hora de elegir el sitio para la base operativa fue el hecho de contar ahí con instalaciones como las de Vialidad nacional.

Más adelante, la dependencia policial sería trasladada a un predio de la Asociación Ganadera que posee un salón y corrales, para poner en resguardo a los animales que sean secuestrados ante maniobras ilícitas.

Otra opción la constituyen las instalaciones del ex Parque Industrial de ese distrito sureño de San Carlos.