Diario Uno > País

Cristina pidió “dejar de lado el odio” e instó a tener paciencia

Agencia NAEspecial para UNO

La presidenta Cristina de Kirchner se pronunció ayer a favor de que mañana, cuando se recuerde un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1976, se apunte a “entender” y a “dejar de lado el odio”.

“Este 24 de marzo tiene que ser abordado desde el entender, desde saber convencer al otro y si no se convence, paciencia, porque somos más los que nos hemos dado cuenta de lo que nos pasó”, enfatizó.

La Presidenta se pronunció así durante un acto que encabezó en el ex centro clandestino de detención Mansión Seré, donde insistió en el mensaje conciliatorio: “No nos vamos a pelear, nos vamos a entender los argentinos de una buena vez por todas. No podemos tener la soberbia de pensar que nunca nos equivocamos porque yo siempre digo que los que más responsabilidad tienen para que el cambio y la transformación sigan adelante son los que están convencidos de esa transformación y ese cambio, por lo tanto tienen la obligación de ser los más comprensivos y los que más entiendan”, advirtió.

La mandataria afirmó que “la Patria es de todos” y todos deben tener “los mismos derechos”, al tiempo que destacó su compromiso de seguir luchando “por la libertad y por más igualdad, por los más pobres. Ese es el mandato de los 30 mil desaparecidos, de los que ya no están”.

En el marco del recuerdo del golpe de 1976, la Presidenta dejó inaugurado un laboratorio del centro de análisis de investigación y depósitos arqueológicos, así como la construcción de pasarelas para circular dentro de los cimientos de la vieja casa.

Allí quedará emplazado el Patio de la Memoria y otras áreas de contemplación, en homenaje a quienes padecieron los tormentos en uno de los más importantes centros clandestinos de detención y torturas de la zona oeste del conurbano bonaerense, como Mansión Seré o Atila.

Además fue inaugurado el Paseo de la Memoria en Berazategui, mediante una videoconferencia.

Seguidamente anunció la “enmienda material” de los 122 empleados públicos mediante el decreto 1.199, sobre el relevamiento de los empleados del Estado desaparecidos, en presencia de Martín Fresnede, titular de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

En ese contexto, se comunicó mediante una segunda videoconferencia con la madre de Plaza de Mayo Tati Almeida, quien se encontraba en el Instituto Nacional Geográfico para participar en el homenaje a su hijo Alejandro Martín, desaparecido mientras trabajaba allí.

Asimismo recordó especialmente a Juan Cabandié, padre del legislador porteño homónimo, que en la empresa estatal ENTEL figuraba ausente por abandono de trabajo pero, como aclaró la jefa de Estado, era un “detenido desaparecido”.

Cristina recibió el original del informe de la Comisión Nacional Sobre la Desaparición de Personas (Conadep), que se conformó por iniciativa del ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín y que ahora quedará en custodia de la Presidencia.

Al respecto dijo que ese documento histórico “no es patrimonio de ningún sector”, y agregó que “cuando se expulsa un gobierno elegido por el pueblo, cuando se cierra un parlamento no se atenta contra ningún partido sino contra la democracia”,