País Viernes, 19 de agosto de 2011

Contra la corrupción

Nazarena Vélez denunció una red de corrupción en el Gobierno de la Ciudad. Dos socios de su marido habilitaron un local que no tenían a su nombre y se destapó la olla. Están en la mira de la Justicia los ex funcionarios Farrell y Berkowski, y el legislador Tamargo.

La modelo Nazarena Vélez está acostumbrada a realizar fuertes acusaciones pero nunca tanto como la que hizo ante la Justicia el pasado 15 de agosto. Ese día la panelista de América en Duro de Domar, denunció a funcionarios del gobierno de la Ciudad de extorsión y amenazas contra ella y su marido, Fabián Rodríguez.

Tras esto, renunció la directora general de Fiscalización y Control porteña, Vanesa Berkowski, ya bajo la lupa de la Justicia por el derrumbe en el boliche de Palermo, Beara, en el que dos chicas perdieron la vida. La funcionaria macrista está libre luego de pagar una fianza de 350 mil pesos.

El problema surgió con una presunta estafa a Rodríguez, pareja de Vélez y propietario del fondo de comercio Multiespacio Los Ángeles, ubicado en Avenida Corrientes al 1700.

Sus dos socios se quedaron con el teatro y lograron habilitarlo aunque no lo tenían a su nombre. Ahí surgió la duda de cómo podían hacerlo funcionar si no tenían los documentos del local que, ahora, está clausurado.

A partir de esta denuncia, la pareja recibió amenazas telefónicas que fueron comunicadas a la Justicia y por las cuales se decidió intervenir sus teléfonos. Las escuchas con ilícitos se sumaron y ahora están siendo investigadas por el juez Juan Ramos Padilla que habla de una red de corrupción para habilitar boliches, bares y teatros en Capital Federal.

En las conversaciones están involucrados gente de la farándula -como Samanta Farjat y su marido- autos importados, amenazas, delitos de extorsión y el robo de un sello electoral. Esto generó la renuncia de la directora general de Fiscalización y Control porteña Vanesa Berkowski, acusada por cobrar dinero para favorecer a locales nocturnos. Se esperan allanamientos mientras que el Teatro Los Ángeles fue clausurado.

“Siento mucha bronca y, como mamá, siento mucha inseguridad porque tengo una hija adolescente que sale a bailar. Ese teatro es un Cromañón sin víctimas”, dijo Nazarena en exclusiva a A24. "Un diputado del Pro, Avelino Tamargo, se acercó a decirme muy amablemente que me calle. En la causa están involucrados tres funcionarios, entre ellos, Martín Farrell y Pablo Saikauskas", agregó.

Es más, "intenté hablar con Mauricio Macri, le mandé un mail pero nunca me contestó. Me lo crucé en un programa y él inmediatamente pidió que me retiraran del lugar. Se ve que conoce mi queja pero no quiere enfrentarme", completó la rubia que confía "plenamente en la Justicia".

FUENTE: A24.COM

 

Más noticias