País - Guillermo Moreno Guillermo Moreno
lunes 30 de octubre de 2017

Condenaron a Moreno a dos años y medio de prisión en suspenso por peculado

El exsecretario de Comercio Interior fue sentenciado a raíz del cotillón contra el grupo Clarín pagado con fondos públicos.

El exsecretario de Comercio Interior del kirchnerismo, Guillermo Moreno, recibió hoy una condena a dos años y medio de prisión en el juicio en su contra por "peculado", a raíz del cotillón contra el grupo Clarín pagado con fondos públicos.


Se trata de una condena en suspenso, por lo que no irá preso, pero por ese lapso no podrá ejercer cargos públicos.

Así lo decidió el Tribunal Oral Federal 6, al considerar que Moreno utilizó fondos públicos para la adquisición de cotillón contra Clarín.

Además, los jueces Daniel Obligado, Oscar Hergott y Adriana Palliotti determinaron que el exfuncionario deberá devolver los 185 mil pesos que se utilizaron para la compra del material.

Por el juicio, que había comenzado en abril pasado, también fueron condenados los exdirectivos del Mercado Central Fabián Dragone y Guillermo Cosentino.

"Si me condenan le van a decir a cada ciudadano argentino que decir ´Clarín miente´ es un delito, y eso aberra el sentido común.

No fallen en función del poder sino en función de la Justicia y en función de la Justicia decir ´Clarín Miente´ es una verdad evidente", argumentó Moreno ante el Tribunal, al brindar su alegato final.

Además, a los jueces les reclamó que emitieran un veredicto "en función de la Justicia y no del poder".

El exsecretario de Comercio del kirchnerismo fue juzgado por "peculado e incitación a la violencia" por la utilización de cotillón anti Clarín solventado con fondos públicos en varios actos políticos entre 2011 y 2013.

El merchandising incluyó banderitas, globos y otros elementos en contra de la empresa, con las inscripciones "Clarín Miente" o "Campaña del desánimo".

La querella de Clarín, a cargo del abogado Hugo Wortman Jofre, pidió que Moreno fuera condenado a la pena de seis años de prisión, mientras que para Cosentino y Dragone había reclamado tres años y seis meses.

Ésta no es la única causa judicial que tiene Moreno tras su paso por la función pública: entre otras, el juez federal Julián Ercolini debe resolver en los próximos días si lo procesa por presuntas amenazas a accionistas de Papel Prensa durante una asamblea en 2010, cuando repartió guantes de boxeo y cascos.
Fuente:

Más Leídas