Diario Uno País

Adrián Molaro tiene 22 años y fue sentenciado por el crimen de Alexis Céparo, ocurrido el 21 de enero de 2012. Aunque negaron que se trate de un caso de bullying, durante el juicio trascendió que la víctima hostigaba al culpable.

Condenaron a 22 años a un joven que mató a un ex compañero al que culpó por un tremendo caso de bullying

Por UNO

El Tribunal de la Sala II de la Cámara del Crimen condenó este martes a 22 años de prisión a un joven por haber matado a un ex compañero de curso en la localidad entrerriana de Cerrito, en un caso donde el condenado acusó a su víctima de haberlo hostigado y maltratado desde que iban juntos al jardín de infantes.

Se trata de Adrián Molaro, de 22 años de edad, quien fue condenado por el crimen de Alexis Céparo, ocurrido el 21 de enero de 2012.

El tribunal integrado por los jueces Marcela Badano, Marcela Davite y Ricardo Bonazzolla, consideró que era culpable de homicidio simple, aunque descartó la figura de alevosía pedido por la querella.

Los magistrados también hicieron lugar a una demanda civil, por lo que Molaro deberá indeminizar a la familia Céparo con 1.372.600 pesos.

Durante el proceso judicial, la defensa de Molaro intentó demostrar que el joven era víctima de bullying por parte de Céparo.

En tanto, el fiscal Rafael Cotorruelo y los abogados Raúl Masutti y Ladislao Uzín Olleros, representantes de la familia Céparo refutaron la versión del hostigamiento, por considerar que  fue desmentida por varios testigos y que no pudo ser probada.

En la etapa de los alegatos, la Fiscalía y la querella habían solicitado condenar al acusado con la prisión perpetua, por entender que fue un homicidio calificado por alevosía.

Además, negaron que se haya tratado de un caso de bullying por parte de la víctima.

Para el fiscal, se trataba de "un homicidio premeditado, eligió el arma más letal, el lugar de indefensión de la víctima y el plan para escapar".

El hecho ocurrió en la puerta de la casa de la novia de Céparo, adonde Molaro dijo que había ido a dialogar para poner punto final a una etapa de hostigamiento.

Molaro habría disparado tres veces contra Céparo y la víctima alcanzó a decir el nombre del agresor.

El acusado estuvo 20 días prófugo hasta que fue detenido en la zona céntrica de la ciudad chaqueña de Resistencia.

FUENTE: NA