País

El proceso en el el Tribunal Oral en lo Criminal II de La Plata es por los disparos que el mendocino efectuó en 2006 en la quinta de San Vicente cuando eran trasladados los restos del ex presidente. 

Comenzó el juicio contra el "Madonna" Quiroz por los tiros en el traslado de Perón

Por UNO

El mendocino Emilio "Madonna" Quiroz, procesado por los graves incidentes ocurridos el 17 de octubre de 2006 en la quinta de San Vicente, durante el traslado de los restos de Juan Domingo Perón, comenzó a ser juzgado hoy en los tribunales penales de La Plata.

La causa en la que se investigaron los graves incidentes que se produjeron cuando se enfrentaron militantes del gremio de los Camioneros y de la Uocra platense llegó a juicio oral y público, luego de una resolución de los camaristas de la Sala III Carlos Silva Acevedo y Javier Guzmán, que revisaron y confirmaron las decisiones del juez de Garantías César Melazo y los dictámenes de la fiscal Leila Aguilar.

El abogado defensor del acusado, Daniel Llermanos, aseguró que el dirigente camionero "actuó como un policía en defensa de terceros". "El 17 de octubre (de 2006) hubo muchos agresores pero curiosamente el único que llega a juicio es Quiroz", expresó el ex juez, quien remarcó que en esa oportunidad la policía no actuó para frenar los incidentes registrados cuando eran trasladados los restos del ex presidente Juan Domingo Perón.

La gresca a balazos y piedrazos entre dos grupos sindicales dejó al menos 35 heridos antes de la llegada del cadáver, y dio paso a una tarde dramática, en la que las peleas siguieron hasta el instante mismo en que el cuerpo fue depositado en el mausoleo levantado para ese fin en la quinta de San Vicente donde el general pasaba los veranos en los años 40.

"Quiroz actuó como un policía, hizo lo que hubiese hecho cualquier uniformado, pero los uniformados no movieron un pelo, se quedaron en sus móviles", destacó el defensor del mendocino Llermanos.

Según el relato de Quiroz ante la justicia, tras ese enfrentamiento entre los militantes de Camioneros y la Uocra fue hasta su auto, tomó una pistola Bersa 9 milímetros y efectuó varios disparos que impactaron en la pared y en el portón de la entrada a la Quinta de San Vicente.

Esa imagen fue captada por un canal de televisión y a partir de allí la fiscal Aguilar, que instruyó la causa, solicitó la detención de Quiroz.

La fiscal le imputó en primera instancia los delitos de "tentativa de homicidio, daño calificado, intimidación pública y portación ilegal de arma", debido a que el sindicalista tenía permiso para tenencia de la pistola que utilizó, pero no para su portación.

El imputado, al declarar, explicó que disparó "al paredón" porque "sabía del poder absorbente de los ladrillos" y que lo hizo "para evitar una masacre" y en "defensa de compañeros". Afirmó además que disparó en "once" oportunidades "para disuadir".

Dejá tu comentario