Diario Uno País

Así lo confirmó a Diario UNO el abogado querellante Edgardo Valles. Los cargos por los que están imputadas son incumplimiento de deberes de funcionario público, abuso de autoridad, prevaricato, falsedad ideológica, supresión de identidad de menores de

Citaron a las tres juezas de Familia investigadas por adopciones irregulares en Valle de Uco

Por UNO

Las tres juezas de Familia del Valle de Uco acusadas de autorizar adopciones de manera irregular fueron citadas a declarar a fines de octubre, imputadas penalmente por incumplimiento de deberes de funcionario público, abuso de autoridad, prevaricato, falsedad ideológica, supresión de identidad de menores de 3 años, y cohecho.

Se trata de las magistradas María Lizán, Susana Barrigón y Adriana Rodríguez quienes ya perdieron sus fueros y están suspendidas en sus funciones por decisión del Jury de Enjuiciamiento. .

De acuerdo a lo relatado por Edgardo Valles, uno de los abogados querellantes que impulsa la causa, cada uno de los delitos por los que se los acusa supone una pena que va del mes a los dos años de prisión en suspenso, pero en caso de que sean halladas culpables en más de un delito la pensa será de cumplimiento efectivo.

La causa penal pudol avanzar ya que a principios de año un fallo de la Cámara de Apelaciones, habilitó el desafuero de las magistradas.

"La Cámara resolvió en un sentido que era algo abstracto, pero que autorizaba a continuar con el proceso penal. Para que no hubiera un planteo de nulidad, aprobamos el desafuero", explicó en su momento el senador provincial Juan Carlos Jaliff (UCR), uno de los miembros del tribunal.

El caso

Las adopciones que se investigan fueron realizadas en 2009 y 2010. Justamente, las madres de los niños en cuestión fueron las que denunciaron penalmente el caso.

En principio se habría detectado que un caso de adopción había sido mal archivado. Se trata de dos niños que habrían sido entregados por la Justicia de familia de manera ilegal a dos familias de Buenos Aires que habían estado en Tunuyán.

La Justicia de Familia del Valle de Uco no tiene entre sus atribuciones entregar un niño en adopción, trámite que debe realizarse en la Ciudad de Mendoza.

Por otra parte, tampoco es legal entregar un niño a una familia que no resida en la provincia sin cumplir el procedimiento establecido en cuanto a los tiempos exigidos para este tipo de entrega.

Los investigadores quieren ir más allá aún para saber si hubo alguna entrega de dinero para que se hiciera el trámite y si se alteró el estado civil de los pequeños.