País - Buenos Aires Buenos Aires
viernes 20 de octubre de 2017

Caso Maldonado y el cuerpo hallado en Chubut: veinte peritos de parte hacen la autopsia

Con un impresionante operativo policial, el juez mismo acompañó de Esquel a Buenos Aires los restos del cuerpo encontrado el martes en el río.

La autopsia al cuerpo encontrado el martes en el río Chubut comenzaba este viernes en la morgue judicial del Cuerpo Médico Forense de la Ciudad de Buenos Aires, para determinar su identidad y las causas de la muerte, con la intervención de 20 peritos de todas las partes –las cinco querellas y el único imputado, el subalférez Emmanuel Echazú–, según lo dispuesto por el Juzgado Federal de Esquel.

La Fiscalía confirmó también que el subalférez –mostraba lesiones tras el operativo en el Pu Lof– se presentó "espontáneamente" para ponerse a disposición de la investigación, por lo que se le dio intervención como "imputado con acceso a la causa penal".

"Esta es la única participación que ha tenido cualquier integrante de la fuerza investigada en el expediente, por lo que se niega categóricamente que exista una querella constituida de la Gendarmería Nacional en estas actuaciones", informó el Ministerio Público Fiscal.

El cuerpo encontrado el martes durante un rastrillaje en el río Chubut, en el marco de la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado, fue trasladado por un avión sanitario –un Fairchild Metro III– del Ministerio de Salud desde el aeropuerto de Esquel hasta el aeroparque metropolitano Jorge Newbery, en la ciudad de Buenos Aires.

El cuerpo estaba desde el martes a la noche (se lo encontró el martes al mediodía) en la morgue de Esquel, donde permanecía bajo llave y con custodia de la Policía Federal.

El arribo del avión sanitario fue a las 9.15 del jueves al aeroparque metropolitano Jorge Newbery, donde lo esperaba un fuerte dispositivo de seguridad, bajo las órdenes del juez federal Gustavo Lleral, quien viajó en el avión que trasladó el cuerpo, y con la supervisión del jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia.

maldonado-2.jpg

En el operativo de traslado, que fue filmado íntegramente por personal policial, participaron efectivos de distintas divisiones especiales así como del Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF), se informó.

En la morgue se montó un cordón de seguridad especial que permitió el paso del móvil de Bomberos que trasladaba el cuerpo y atrás el auto en el que se movilizaban el juez y el perito de la familia, que fueron recibidos en la puerta por el director de la morgue, Fernando Trezza.

Según informó la Fiscalía Federal de Esquel, el traslado del cuerpo se hizo con la presencia del personal del Juzgado Federal de Esquel, de los peritos de la parte querellante por la víctima –los doctores Mario Coriolano y Alejandro Inchaurregui–, del Equipo Argentino de Antropología Forense y de esa Fiscalía.

El Ministerio Público dio precisiones respecto al procedimiento que se aplicó para el resguardo del cuerpo: "Se lo colocó en un cajón con las medidas de seguridad requeridas por los técnicos que participaron, procediéndose al sellado, precintado y rúbrica de los presentes, quedando registrado fílmicamente de acuerdo con lo ordenado por el juez Gustavo Lleral".

En tanto, una vez que se realice la autopsia en Buenos Aires, se procederá a extraer muestras que serán enviadas a la ciudad de Córdoba para analizar y determinar si corresponden a Santiago Maldonado.

El director del laboratorio genético del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), Carlos Vullo, dijo que la determinación del perfil genético podría llevar "tres o cuatro días si la muestra corresponde a tejidos blandos" o "de una semana a quince días si las muestras son de tejidos duros".

El profesional agregó que las muestras del cuerpo serán cotejadas con las de los familiares para determinan los perfiles genéticos y establecer "probabilidades de parentesco".

El trabajo para identificar un cuerpo es multidisciplinario y sobre la base de "informaciones asociadas y evidencias", dijo, y agregó que "la genética es una herramienta más".

El laboratorio que dirige Vullo, ubicado en el barrio Nueva Córdoba, trabaja desde 2003 con el EAAF y tuvo una importante participación en identificar a personas que fueron víctimas de la última dictadura cívico militar.

En el mismo laboratorio están siendo analizadas las muestras de los cuerpos de los soldados enterrados como NN en el cementerio de Darwin, en las islas Malvinas, que fueron recolectadas por una misión del Comité Internacional de la Cruz Roja, cuyos resultados se esperan para fines de año.
Fuente: Télam

Más Leídas