Diario Uno País

Fernández negó cualquier vinculo con las personas mencionadas por Carrió y subrayó que "cada vez que fue querellada y demandada por sus irresponsables y lesivas afirmaciones, terminó amparándose en la inmunidad parlamentaria".

Carrió acusó a Aníbal Fernández de "narco" y él pidió a la Justicia una "pericia psicológica"

Por UNO

El viejo enfrentamiento entre Elisa Carrió y el senador kirchnerista Aníbal Fernández sumó este jueves un nuevo capítulo, luego de que la candidata a diputada por UNEN lo acusara de "narcotraficante" y el senador presentara un escrito ante la Justicia en el que sugiere que se le practique una "pericia psicológica" a la dirigente.

Al participar del debate de candidatos a diputados porteños, Carrió acusó al exjefe de Gabinete de ser "el líder del narcotráfico" y de estar vinculado al triple crimen de General Rodríguez, en el que fueron asesinados los empresarios Sebastián Forza,Damián Ferrón y Leopoldo Bina por una causa vinculada a la fabricación de efedrina.

La respuesta de Fernández no tardó en llegar: sostuvo que la va a tener "que embocar en algún momento" luego de varios planteos sin éxito en la Justicia y agregó que cuando deje de ampararse en sus fueros la irá a "buscar hasta debajo de la cama".

"Carrió siempre se defiende diciendo que tiene fueros, entonces va y dice cualquier cosa sobre lo que tiene ganas. Sus denuncias las llevé a la Justicia, ya presenté mi informe por escrito. Cuando termine la investigación y las denuncias queden en nada, la voy a buscar hasta debajo de la cama", precisó Fernández en declaraciones a radio Del Plata.

El senador afirmó incluso que va a "hacer lo imposible para que esta señora que no tiene los patitos en su fila deje de amparase en sus fueros" y señaló que la hará "pagar todo" y "cuando no pueda responder" pedirá "su quiebra".

Sin embargo, la candidata a diputada nacional por el frente UNEN volvió a la carga tras conocer las declaraciones de Aníbal y fustigó al exjefe de Gabinete. "Podrá quebrar mi poco patrimonio, pero lo que nunca va a quebrar es la verdad y mi dignidad, dignidad que él perdió hace rato. El kirchnerismo tiene que cumplir su mandato y después deben ser juzgados para que devuelvan el dinero robado", remarcó Lilita durante una conferencia para alumnos de Ciencias Políticas de la Universidad de Belgrano. Además, Carrió sostuvo que el objetivo de UNEN "es que los que robaron devuelvan lo robado".

En este contexto, Fernández fue más allá y presentó un escrito ante el juez federal Ariel Lijo, en el que rechaza la denuncia de Carrió "por resultar falsa y absolutamente inconsistente" y contradice cada punto de la presentación hecha por la diputada. En el escrito al que tuvo acceso Noticias Argentinas, el senador pidió determinar si Carrió "incurre en los delitos de falso testimonio, falsa denuncia o si se encuentra comprendida en alguna causal de inimputabilidad prevista en el artículo 34 del Código Penal, para lo cual resultaría menester practicar una profunda pericia psiquiátrica".

Fernández negó cualquier vinculo con las personas mencionadas por Carrió y subrayó que "cada vez que fue querellada y demandada por sus irresponsables y lesivas afirmaciones, terminó amparándose en la inmunidad parlamentaria".

Este fue un capítulo más del duro enfrentamiento que mantienen la candidata a diputada y Fernández, quien la había demandado penalmente por injurias, luego de ser acusado de  "narcotraficante".

En ese sentido, el 12 de mayo de 2010 la Sala II de la Cámara en lo Criminal y Correccional Federal sobreseyó a quien entonces era diputada, ya que la decisión tenía que ver con el cambio legislativo que modificó los delitos de calumnias e injurias, exceptuándolos de penalidad cuando la expresión ofensiva se relaciona con asuntos de interés público.

Desde ese momento, el Código Penal estableció que no configurarán delito de injurias "los calificativos lesivos del honor cuando guardasen relación con un asunto de interés público". Después de esa decisión penal, Carrió volvió a arremeter contra el senador cuando el 5 de agosto de 2011 afirmó que "Cristina Kirchner tiene un gran narco al lado de ella, que es Aníbal Fernández" y enseguida agregó: "Negar la droga y la inseguridad nos cuesta vidas de argentinos".

Fuente: NA