País Jueves, 5 de julio de 2018

Camaño aseguró que con la aprobación de la Ley Justina se dio "un muy buen paso"

"La tecnología y la medicina avanzan, pero a veces las normas atan las posibilidades de trabajar correctamente", indicó la diputada del Frente Renovador.

La diputada del frente renovador Graciela Camaño destacó este jueves la aprobación por parte de la Cámara de Diputados de la ley de donación de órganos y la consideró como "un muy buen paso".

"Es un paso hacia delante en materia de trasplante. La tecnología y la medicina avanzan, pero a veces las normas atan las posibilidades de trabajar correctamente. Creo que hemos dado un muy buen paso", manifestó Camaño.

"Se establece un empoderamiento interesante al Incucai. Pasaron las gestiones gubernamentales pero esta institución jamás ha sufrido una mácula en cuanto a su prestigio y a la labor que desarrolla", añadió en declaraciones a radio La Patriada.

La Cámara de Diputados, por unanimidad, dio ayer sanción definitiva al proyecto de Ley Justina, que dispone que todas las personas mayores de 18 años sean donantes de órganos o tejidos, salvo que en vida dejen constancia expresa de lo contrario.

El proyecto, que recibió 202 votos afirmativos y que también había sido aprobado por unanimidad en el Senado, está inspirado en el caso de Justina Lo Cane, una menor de 12 años que murió en noviembre pasado en la Fundación Favaloro mientras aguardaba un trasplante de corazón.

"La modificación de la ley de trasplantes es armoniosa con la legislación anterior y avanza en lo que hace no solo al convencimiento presunto sino en determinadas burocracias jurídicas administrativas que tenia la ley anterior", señaló Camaño.