País País
jueves 06 de octubre de 2016

Cabandié: "Los países más desarrollados del mundo no usan el voto electrónico"

El diputado nacional por el FpV reiteró su rechazo al proyecto de Cambiemos que propone una reforma electoral que incluye la implementación del voto electrónico.

El diputado nacional por el FpV Juan Cabandié enfatizó su rechazo al voto electrónico en declaraciones en canal 7.

"De los 20 países más desarrollados del mundo, sólo uno utiliza el voto electrónico, que es Estados Unidos, y lo hace en forma parcial. La experiencia internacional está llena de rechazos a este tipo de sistemas", afirmó el dirigente porteño.

Además, explicó que "tecnología e informática no son sinónimos de trasparencia". "Si entre la decisión del elector y el conteo final hay una máquina tenemos un problema", agregó, "ya que ésta puede ser vulnerada y alterado el resultado electoral".

El dirigente del Frente para la Victoria aseguró que "el macrismo dice que el sistema es transparente, pero los técnicos informáticos muestran que eso es mentira".

Cabandié enumeró una serie de vulnerabilidades del voto electrónico: "La boleta electrónica tiene un chip, que con un celular se puede alterar, producir un ´multivoto´ y multiplicar hasta 12 veces un sufragio. Además, uno de los argumentos para defender el voto electrónico es que termina con un supuesto sistema de control electoral en manos de punteros, sin embargo, el nuevo sistema, lejos de evitar esas prácticas, las vuelve más fáciles de hacer, ya que también se puede controlar con un celular a quién voto cada elector."

Por último, recordó que "el Gobierno dice que va usar un sistema elaborado en Corea del Sur, pero en ese país no usan el voto electrónico para votar", ante lo cual propuso "generar conciencia, y torcer la decisión del macrismo, porque el voto electrónico termina con el secreto del sufragio, es imposible de auditar en su funcionamiento, y es extremadamente vulnerable. En definitiva, detrás de ese discurso banal de la supuesta modernidad, se esconde un sistema que es muy riesgoso para la democracia".
Fuente:

Más Leídas