Diario Uno País

El chico se encontraba en la ciudad estadounidense de Los Ángeles, adonde se encontraba de visita, desde el miércoles, cuando se presentó en un domicilio para concretar una cita con un hombre al que había contactado por la red social Facebook.

Buscan a un joven argentino que desapareció en Los Ángeles

Por UNO

Un joven argentino de 25 años es buscado intensamente en la ciudad estadounidense de Los Ángeles, adonde se encontraba de visita, desde el miércoles, cuando se presentó en un domicilio para concretar una cita con un hombre al que había contactado por la red social Facebook.

Según contó su familia, el joven, llamado Juan Ortega y  residente en la ciudad de Buenos Aires, se hospedaba en la casa de la prima de una amiga, en la zona céntrica de la urbe  californiana.

El joven dejó toda la documentación y valijas en la casa de su  anfitriona, y por el momento nada se sabe de su paradero, mientras es buscado intensamente por la Policía local.

La Policía interrogó al hombre que recibió en su departamento  al joven argentino, el cual aseguró que el muchacho llegó cerca de las 22:00 del miércoles, estuvieron juntos por la noche y el  jueves por la mañana se retiró.

A partir de ese momento, siempre según la declaración del  anfitrión, no supo más nada de su invitado.

La Policía registró el departamento y no encontró ningún rastro del argentino desaparecido.

"Estamos todos desesperados porque no tenemos ninguna noticia  de él y nosotros no podemos viajar hasta allá. La chica que lo  hospedaba tampoco está contando con el apoyo del consulado  argentino en Los Ángeles", expresó Alejandra, hermana de Juan, en  declaraciones reproducidas por el sitio Minutouno.com.

Una versión indica que la Policía local cuenta con una  filmación en la que el joven argentino es visto entrar al edificio de su anfitrión, pero no existen imágenes sobre su salida. 

Ortega es descripto por la Policía de Los Angeles como un  hispano de 1,68 metros de estatura, unos 68 kilos y su última  vestimenta consistía en jeans oscuros y remera gris.

El caso es investigado por la Unidad de Personas Desaparecidas  (LAPD, por sus siglas en inglés) y es investigado por la  dectective Lydia Saiza.

Fuente: AP