País Domingo, 12 de agosto de 2018

Brutal ataque a Rocko, el perro de un policía que fue noticia nacional

Lo denunció su dueño en las redes sociales. "Un grupito de 5 o 6 chicas con pañuelos verdes golpearon a mi perro con palos", dijo.

En abril de este año, Rocko se hizo famoso cuando su dueño publicó una foto del asado que le hizo para festejar sus 15 años. Su emotiva historia fue noticia nacional. Hoy el perro santafesino sufrió un brutal ataque.

Fausto Valenzuela cuida de él desde que el animal tenía 1 año. Lo conoció en una comisaría de Arroyo Leyes donde prestaba servicio. "Desde ese día no nos separamos y me lo traje a Santa Fe", contó el policía.

A principio de este año, cuando Rocko cumplió un año le hizo un asado y publicó su historia de amistad y afecto en las redes sociales.

En las últimas horas, Fausto volvió a hacer una publicación, pero esta vez no se trató de nada bueno. Denunció que agredieron a su perro en la madrugada de este domingo en inmediaciones de su casa en barrio Policial. "Yo estaba trabajando y cuando llegué a las 7.30 de hoy lo encontré golpeado y lastimado", contó con la voz quebrada a este medio.

La noche anterior había decidido dejar a su perro afuera "porque estaba lindo el clima", pero no se imaginó lo que podía pasar. "Rocko tiene 15 años y no se puede defender, casi lo mataron", dijo y contó que un vecino lo defendió.

Según indicó, quien fue testigo del ataque, le contó que "vio un grupo de 5 o 6 chicas con pañuelos verdes que golpearon a mi perro con palos". Valenzuela relaciona este ataque con sus declaraciones públicas en contra del aborto y reconoce que "fue duro con las chicas proaborto", pero no puede entender esta reacción contra su fiel amigo. "Creo que no era necesario que golpeen a mi perro como lo hicieron", escribió en las redes y aclaró que no realizará la denuncia penal del hecho.

Cabe recordar que Rocko ya tuvo otro momento de fama que llamó la atención de los medios. Fue en 2011, cuando interrumpió el clásico entre Colón y Unión entrando a la cancha del Sabalero. La escena es recordada porque el árbitro que dirigía el encuentro, Héctor Baldassi, se acercó y antes de sacarlo de la cancha lo acarició.

Más noticias