País - Amado Boudou Amado Boudou
martes 31 de octubre de 2017

Boudou reiteró que no conoce a Vandenbroele

El exvicepresidente declaró en la causa ex Ciccone y negó conocer al abogado.

El exvicepresidente Amado Boudou reiteró que no estuvo interesado en la compra de la ex Ciccone Calcográfica.


En una nueva jornada del juicio por el salvataje y transferencia de acciones de la empresa, Boudou ratificó ante el Tribunal Oral Federal 4 de la Capital Federal que no conoce al abogado Alejandro Vandenbroele, quien figura como comprador de la ex Ciccone y es sindicado como su testaferro.

"No puedo decir que no lo conozco, porque lo vi por primera vez el otro día aquí. Pero al señor Vandenbroele no lo conocía", aseguró Boudou y se quejó de que este juicio haya comenzado sin el resultado final de la pericia sobre la ruta del dinero para la compra de Ciccone.

Al respecto, afirmó que la imprenta "es del señor Moneta": según explicó, el exbanquero aportó los fondos para levantar la quiebra que pesaba sobre la exCiccone y así permitir que luego fuera comprada por The Old Fund.

"Hay presunciones que la plata era mía pero sería mejor tener una pericia. Las pruebas que se están valorando son dichos", se quejó el exfuncionario ante el tribunal en su exposición y no aceptó preguntas.

Y agregó: "La empresa era de Moneta, se está peritando la ruta del dinero. Me acusan por una presunción, las pruebas que se valoran son dichos y no movimientos de fondo".

Boudou había declarado brevemente hace dos semanas sólo para negar que hubiera mantenido reuniones con los antiguos dueños de la empresa por la transferencia de acciones de la empresa gráfica, como éstos refirieron.

En la audiencia de este martes, el expresidente del Senado sorpresivamente pidió ampliar la indagatoria y señaló que la causa en su contra por cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública mientras era ministro de Economía tuvo un "impulso político mediático".

Negó, en tanto, que el Ministerio de Economía haya intervenido en una compensación de créditos tras el levantamiento de la quiebra de la imprenta y aseguró que esa facultad estaba en poder del Banco Central.

"Acusarme de incidir en las decisiones de la entidad monetaria me pone en un lugar mucho más importante del que tuve, pero no hay ni un solo papel que lo pruebe", apuntó.

La acusación en su contra sostiene que estuvo detrás de la operación de compra que se hizo vía el abogado Vandenbroele y su amigo, el empresario José María Nuñez Carmona, para quedarse con el 70 por ciento de las acciones de la empresa gráfica, que sería contratada por el Estado Nacional para la impresión de papel moneda.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas