Diario Uno País

El juez de instrucción Javier Ríos y la fiscal María Paula Asaro ya tienen en su poder los resultados de las pericias, aunque aún restan los resultados de los análisis efectuados en el auto del portero y en el sótano del edificio.

Ángeles Rawson: encontraron ADN en otros dos dedos del cadáver de la adolescente y también son del portero

Por UNO

Rastros de ADN del portero Jorge Mangeri fueron hallados en otros dos dedos del cuerpo de Angeles Rawson, la joven de 16 años asesinada, lo que comprometería aún más la situación del encargado del edificio de la calle Ravignani al 2300, del barrio porteño de Palermo.

Las pericias de ADN que se hicieron en el cuerpo de la menor,  ya habían dado cuenta del hallazgo de rastros correspondientes a  Mangeri debajo de la uña del dedo índice, con un 99 por ciento de certeza.

Con esa prueba, la estrategia de la defensa de Mangeri, a cargo del abogado Miguel Angel Pierri, debió modificarse radicalmente, dado que la pericia marca que la menor tuvo contacto con el portero antes de morir, e incluso que ella fue quien le realizó las heridas que el portero tenía en su cuerpo, presumiblemente cuando intentaba defenderse de un ataque.

El juez de instrucción Javier Ríos y la fiscal María Paula  Asaro ya tienen en su poder los resultados de las pericias, aunque aún restan los resultados de los análisis efectuados en el auto del portero y en el sótano del edificio.

También es posible que se realicen peritajes en tres departamentos del edificio que se encuentran deshabitados, ya que el detenido tendría las llaves de esas viviendas.

Vecinos del inmueble de Ravignani 2360, del barrio porteño de Palermo, donde Ángeles vivía junto a su familia, declararon esta madrugada ante el juez.

La sorpresiva medida fue pedida por el exfiscal Pablo  Lanusse, abogado patrocinante del padre biológico de la  adolescente asesinada, en base a un dato inherente a la  investigación que no reveló ante la prensa.

Lanusse, quien es amigo personal de Franklin Rawson, padre de  la chica, se excusó ante los periodistas de revelar la información que le pasó al juez, pero elogió la premura en la investigación, mientras que reveló que "no toda la prueba pudo ser reunida porque algunos vecinos se encontraban ausentes".

No obstante, el abogado Marcelo Biondi, integrante del equipo que patrocina a Mangeri, único detenido por el caso, reveló que lo aportado por Lanusse es una grabación en la que "se puede escuchar una fuerte discusión en el seno familiar de Ángeles, poco después de su desaparición".

Biondi consideró que por el momento "no hay elementos relevantes" en la declaración de los vecinos citados a declarar.

El juez Ríos convocó anoche, poco después de las 23:00 a todos los vecinos mayores de 18 años a prestar declaración testimonial.

En ese contexto, tres camionetas de la Policía Metropolitana acompañadas por más de 11 coches policiales de civil se estacionaron frente al edificio y cerca de 50 agentes ingresaron para distribuirse entre los 16 departamentos.

Con el correr de las horas, los vecinos fueron abandonando el edificio de Talcahuano 550, para ser trasladados en tres combis.

Los vecinos brindaron su testimonio durante toda la madrugada,  finalizando el trámite poco antes de las 8:00.

"Esto es un show. Hace quince días que pasó esto y nunca le tocaron el timbre ni al vecino de la planta baja. Y esta noche se llevan a señoras de más de 80 años", se quejó una joven que vive en el 6to piso del edificio, en declaraciones a la señal de cable Todo Noticias.

Por otro lado, reveló que el equipo que integra y es encabezado por el abogado Miguel Ángel Pierri, intenta dar con un testigo que a su juicio podría ser "fundamental" en la investigación del caso.

"Lo citamos dos veces y no apareció. Tiene miedo porque dice  que puede ser involucrado por la Policía", refirió el letrado,  quien advirtió que tiene que esperar la entrevista para saber si  el testimonio es importante por la causa o debe ser desechado.