País País
sábado 25 de noviembre de 2017

Amado Boudou seguirá en prisión y Ariel Lijo continuará al frente de la causa

Lo decidió la Cámara Federal. No obstante, el tribunal pidió se analice la posibilidad de morigerar la detención. Podrían colocarle una pulsera.

La Cámara Federal confirmó ayer la detención de Amado Boudou por presunta asociación ilícita y lavado de dinero y, en paralelo, rechazó un pedido de recusación con el cual el ex vicepresidente pretendía apartar del caso al juez federal Ariel Lijo.

Pese al fallo en que rechazó la excarcelación, los camaristas Leopoldo Bruglia y Jorge Ballestero le pidieron al juez de primera instancia que evalúe una posible morigeración de la detención, algo que podría traducirse en el control mediante una pulsera magnética o bien otra alternativa.

Además, el tribunal desestimó el pedido de libertad que también hiciera el amigo de Boudou el empresario José María Núñez Carmona, a quien se acusó de lavar dinero producto de un blanqueo de unos 700.000 dólares y 4 millones de pesos.

Lijo había detenido a Boudou el pasado viernes 3 en su departamento de Puerto Madero al considerar que existía peligro de entorpecimiento de la investigación por enriquecimiento ilícito en su contra, al detectar que su amigo Núñez Carmona blanqueó capitales y luego los inyectó en sociedades que compartía con el ex vicepresidente.

Boudou recusó al juez, planteó nulidades y además insistió ante la Cámara Federal en su libertad.
Los jueces señalaron que se trata de una investigación por hechos de corrupción y ponderaron la multiplicidad de causas en contra Boudou, las cuales se encuentran en pleno desarrollo con un considerable número de medidas por probar.

En ese sentido, adujeron que Boudou es un importante protagonista de los acontecimientos investigados y que del análisis de los distintos expedientes se deducen "motivos suficientes para restringir su libertad".
Fuente:

Más Leídas