País País
sábado 03 de febrero de 2018

Acólita de Carrió exige al gobernador de Santa Fe poner fin al nepotismo

Es Lucila Lehmann, quien rechazó la calificación de "muy de marketing" que el socialista Miguel Lifschitz lanzó contra la decisión presidencial, que ya entró en vigencia.

Santa Fe. La diputada nacional por la Coalición Cívica ARI de Santa Fe Lucila Lehmann le envió ayer una carta al gobernador Miguel Lifschitz para que adhiera al decreto del presidente Mauricio Macri e impida el nombramiento de familiares de los integrantes del gobierno en el ámbito provincial.

"La transparencia y la ética en la gestión es un reclamo de toda la sociedad que impone a los gobiernos, entre otras cosas, la búsqueda de mecanismos para evitar el nepotismo, esta histórica práctica de nombrar en la función pública a parientes, que muchas veces no son los más capacitados para las tareas de las que están a cargo", sostuvo Lehmann en su nota.

En este sentido, remarcó que "los gobernantes deben asumir que no es aceptable que un ministro nombre a sus parientes y que el acomodo como práctica de quien llega al poder afecte la institucionalidad y al modelo de país que queremos construir y legar a las próximas generaciones".

Práctica "de larga data"

"Sabe usted bien que el flagelo de nombrar a parientes sin la idoneidad suficiente es de larga data en Santa Fe y bien conocido por todos los santafesinos", agregó la diputada del espacio de Elisa Carrió.

Lehmann insistió en que el decreto del presidente Macri "va en la dirección correcta y el ejemplo que expresa debe ser seguido en la provincia".

A continuación la legisladora nacional afirmó: "Discrepo con sus declaraciones en las que afirma que la medida es poco creíble. Poco creíble, señor gobernador, es no tomar medida alguna al respecto frente al reclamo ciudadano de transparencia".

La legisladora nacional santafesina Lehmann se ha mostrado crítica de algunos miembros de las filas socialistas en sintonía con la postura de su jefa política, Elisa Lilita Carrió.

El antecedente

Tras el anuncio del decreto presidencial, el gobernador socialista había considerado que la iniciativa de Macri era "muy de marketing", "poco creíble" y que parecía "contradictoria después de haber ratificado a (el ministro de Trabajo), Jorge Triaca, en su cargo".

"Es bueno revisar estas cosas. Nosotros lo hacemos permanentemente. Ya que se ha puesto en agenda vamos a volver sobre esto, porque siempre es bueno revisar las cosas que uno hace para evitar situaciones que sean contradictorias con los principios éticos con los que tenemos que llevar adelante el gobierno", señaló de todos modos Lifschitz en declaraciones a la prensa.

Fuente:

Más Leídas