Diario Uno > País

A pesar de la ruptura, los azules seguirán apoyando la reforma

Pablo Abeleiraabeleira.pablo@diariouno.net.ar

La batalla legislativa que dirimen los legisladores mendocinos desde el año pasado no sufrirá los coletazos de la ruptura de bloques del PJ en Senadores y Diputados. Al menos por el momento, la idea es continuar apoyando el proyecto de Reforma de la Constitución que el gobernador Francisco Pérez presentó en octubre de 2012. “Vamos a ser coherentes y mantendremos la postura que sostuvimos hasta el momento: Mendoza reclama una reforma en su Carta Magna que se adapte a nuestros tiempos”, señaló el diputado Alejandro Viadana, que ahora integrará el bloque Néstor Kirchner.

La expectativa que hay en los pasillos de la Casa de Leyes sobre este tema viene de la mano con el proyecto que el senador del Peronismo Federal Gustavo Valls presentó días atrás en el que pide que el gobernador llame a elección de constituyentes y, de esa manera, se cierren los ciclos reformistas iniciados en 2001 y 2009. La iniciativa tiene despacho favorable y está próxima a debatirse en la Cámara Alta que será la arena política en donde comenzarán a transparentarse las posiciones.

El autor del proyecto que volvió a colocar la reforma constitucional en el centro de la escena señaló: “Me tiene sin cuidado la interna en el oficialismo. Por la salud del proyecto, espero que quienes son históricamentereformistas mantengan sus posturas. No es una cuestión de radicales, justicialistas o demócratas.

Lo que planteo es que se está incumpliendo con un mandato constitucional de cerrar un ciclo. Luego, quienes vayan y vengan respecto a sus posturas, tendrán que dar explicaciones”.

El tratamiento de los cambios en la Carta Magna será para los justicialistas lo que el presupuesto 2013 fue para los radicales el año pasado: una especie de tamiz en el que se evidenciarán o no las diferencias. Sin embargo, desde el sector azul enviaron un mensaje de tranquilidad: “La pelea será por ver quién es más oficialista”, señaló una fuente cercana al sector liderado por Bermejo.

Más allá del mensaje conciliador, las diferencias están zanjadas. Y desde la reunión que el operador político Juan Carlos Mazzón y Adolfo Bermejo mantuvieron antes de tomar la decisión de partir los bloques, el manejo de los azules no cayó del todo bien en la legislatura. Gustavo Arenas, jefe de bancada del oficialismo en Diputados, remarcó que se enteró de la novedad por los medios.

“Nos enteramos de las novedades por los medios de comunicación. No llamó la atención la determinación, pero sí los modos”, confió a Diario UNO y agregó: “No lo esperaba, pero tampoco me sorprende”.

El tren de las coincidencias

Aunque las posturas acerca de encarar una Reforma siguen como antes, ahora hay coincidencias en otros temas. Luego de que Adolfo Bermejo hiciera públicos los argumentos para conformar los espacios Néstor Kirchner, desde la oposición encontraron puntos de acuerdo. Los demócratas aplaudieron la iniciativa de poner a prueba el voto electrónico.

“La Reforma Constitucional hoy no le quita el sueño a nadie. Nos alegró mucho que el intendente de Maipú haya presentado un sistema digital. Esto tiene más que ver con las cosas que les importan a los mendocinos”, dijo el diputado demócrata Hugo Babolené.

Los radicales, en cambio, se alegran de la aparición de la palabra gestión en el debate. Es que el principal argumento por el que la UCR se opone hoy a la Reforma de Pérez fue siempre en la misma línea que los dichos de Bermejo. “Siempre dijimos que hay flaquezas de gestión y que no es momento de una reforma.

También nos parece que el Vicegobernador está más enfocado en su interna partidaria. Creo que este es el escenario que vimos siempre y que también ve el oficialismo, pero se hace el distraído”, señaló el senador radical Armando Camerucci.

Pérez, fuera del foco de los problemas internos

“Esto lo hacemos con el ánimo de acompañar al gobernador y apuntalar el compromiso en la gestión”, había dicho el senador nacional Adolfo Bermejo a radio Nihuil apenas se supo de la ruptura. Y la ratificación de acompañar el proyecto reformista no hace más que confirmar que las relaciones entre los Azules y Francisco Pérez gozan de buena salud.

De hecho, en los últimos días el gobernador estuvo dos veces en Maipú. Primero, para acompañar las pruebas del sistema de voto electrónico, que incluiría la eliminación de la lista sábana, todo un gesto para la oposición que pide cambios electorales desde hace tiempo.

La segunda vez fue el jueves 7, durante el lanzamiento de Maipú Inteligente. Allí, Pérez fue recibido por el intendente Alejandro Bermejo y compartió una cena junto a empresarios.

“Con Paco está todo bien”, dijeron desde el entorno del jefe comunal maipucino.

Diferente es la situación con Carlos Ciurca, sobre quien Adolfo Bermejo opinó: “La autoridad máxima en la Legislatura no está en nuestra sintonía. En los últimos tiempos hemosvisto que el vicegobernador está más atento a cuestiones internas que a la gestión”.

Atrás quedó el cierre de año del PJ en tierras maipucinas, cuando los Bermejo, Ciurca y Abraham compartieron un acto en el que la palabra “unidad” fue la más pronunciada.

La unidad está en el PD

Los demócratas dieron un paso importante para sostener la cohesión de sus bloques. Es que la designación de Richard Battagion como líder partidario descomprimió un clima que días atrás era tenso y amenazaba con agudizar las internas.

La decisión de que el lujanino encabezara la “fórmula de la unidad”, acompañado del legislador nacional Roberto Pradines, evitó acudir a las internas que estaban programadas para el 7 de abril.

Con roce reciente en cuestiones de ruptura, desde la UCR señalaron que el quiebre interno que protagonizaron los legisladores a fines de 2012 fue menos traumático de lo que pareció. “No hemos notado grandes cambios, aunque es cierto que en temas centrales, como lo fue la votación del presupuesto 2013, se notaron las diferencias”, dijo Camerucci.

En aquel momento, los votos de los radicales “disidentes” fueron determinantes.

Hoy la atención está posada en el accionar de los bloques Néstor Kirchner en ambas cámaras para ver si hay vuelco de votos o no. De movida, la bandera de la reforma seguirá en pie.