Diario Uno País

El Pd y el Pro ya se aliaron pero ahora buscan al justicialismo disidente. El radicalismo y el socialismo todavía no llegan a un acuerdo. La Izquierda ya arregló, al igual que el Frente por la Victoria. A la medianoche se termina el tiempo.

A contrarreloj: los partidos políticos apuran el armado de alianzas antes de que se venza el plazo

Por UNO

Marcelo Arcearce.marcelo@diariouno.net.ar

De manera muy trabajosa, los partidos de oposición estaban intentando cerrar anoche sus frentes electorales, a horas del plazo que vence esta noche para la presentación de las alianzas de cara a las PASO del 11 de agosto.

Hasta anoche a última hora, la UCR, el FAP, Libres del Sur y la Coalición Cívica, de Elisa Carrió, definían si finalmente conformarían un frente en la provincia, aunque el panorama no era el mejor.

La UCR ya tiene el aval para la conformación de ese frente tanto de la Coalición Cívica como de los seguidores de Pino Solanas. Esto es así ya que Gustavo Gutiérrez (CC) y Graciela Cousinet (Libres del Sur) se mostraron dispuestos a competir en las PASO por un lugar en ese espacio opositor.

La traba está en la negativa del socialismo a resignar la candidatura de Alberto Montbrun, que ya está lanzada y que incluso recibió el respaldo de Hermes Binner el viernes pasado en Mendoza.

El apuro frentista de los radicales tiene una sola explicación: la victoria de Julio Cobos se ve amenazada por la participación de Iglesias por afuera de la UCR y si, además, el Socialismo y la Coalición Cívica también se presentan por separado, eso terminaría por agravar el cuadro en octubre y aumentar las chances del Frente para la Victoria.

En tanto, a mediatarde ya se había cerrado la alianza entre el Partido Demócrata y el PRO, de Mauricio Macri, un acuerdo electoral que ya tuvo su experiencia en Mendoza en las legislativas del 2009.

“En principio nos encaminamos a una alianza con el PRO, con quien ya compartimos cuestiones programáticas, formamos el interbloque en el Congreso y además compartimos el mismo proyecto político de cara a 2015”, confirmó el diputado Omar De Marchi sobre el cierre de la jornada.

Los gansos coquetearon en los últimos días con el peronismo de los hermanos Rodríguez Saá, aunque estos habían ratificado hacía tiempo la candidatura de Daniel Cassia. Pero las negociaciones quedaron en nada y de esa forma se rompió definitivamente el acuerdo que llevó a los gansos, a los peronistas disidentes y al PRO a conseguir el tercer puesto en las elecciones del 2011.

Lo convenido por los demócratas y los macristas es que éstos no reclamarán una candidatura en los primeros casilleros a diputado nacional, aunque sí desean integrar las listas para la Legislatura y los concejos deliberantes.

Si no hay cambios fuertes, el ex candidato a gobernador Luis Rosales y el actual senador provincial Carlos Aguinaga serán quienes compitan en las PASO para dirimir quién será el cabeza de lista.

El Frente por la Victoria, en tanto, también cerró sus alianzas durante la tarde del martes.

El frente está compuesto por el Partido Justicialista y los Partido de la Victoria, Partido Nacional Kolina, Movimiento Integración, Partido Comunista, Partido Solidario y Partido Encuentro por la Democracia y la Equidad.

La izquierda mendocina fue quien menos trabas tuvo para lograr un acuerdo. A primera hora de la tarde de ayer se conoció, a través de un comunicado, que la alianza Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) será inscripta hoy ante la Justicia electoral de Mendoza por los apoderados del Partido de los Trabajadores Socialistas y del Partido Obrero.

La lista a diputado nacional será encabezada por el dirigente del PTS Nicolás del Caño, quien fuera candidato a gobernador en el 2011.

“Hemos logrado un acuerdo para presentar una sola lista en los 19 distritos donde participamos y también para el Consejo de la Magistratura, donde llevaremos candidatos académicos y abogados”, dijo Del Caño.