Diario Uno > País

A 7 genocidas los condenaron a perpetua y 5 ya están en la cárcel

Por Carina Luz Pérezperez.carina@diariouno.net.ar

El Tribunal Oral Federal Nº1 sentenció a prisión perpetua con inhabilitación absoluta a 7 de los 10 imputados por delitos de lesa humanidad, en el tercer juicio que se hizo en Mendoza. Esta pena la recibieron Juan Oyarzábal, Aldo Bruno, Paulino Furió, Armando Fernández, Alcides Francisca, Armando Miranda y Juan Garibotte, a quienes se los encontró culpables de homicidios triplemente calificados (realizados con alevosía porque sus víctimas estaban en estado de indefensión, por concurso de dos o más personas y para asegurar la impunidad). Además fueron condenados por privación abusiva de la libertad agravada por uso de violencia, imposición de torturas, asociación ilícita y robo simple y agravado.

A Dardo Migno lo condenaron a 14 años de prisión por privación ilegítima de la libertad con alevosía por uso de la violencia y amenazas e imposición de tormentos; a Ramón Puebla a 18 años de prisión por delitos similares y a 5 años de prisión a Fernando Morellatto, también por privación ilegítima de la libertad, agravada por el uso de violencia y amenazas, aunque quedó absuelto del resto de las acusaciones que pesaban sobre él, relacionadas con homicidios y desapariciones que no fueron probadas.

Ademas, el tribunal, compuesto por Jorge Burad, Juan González Macías y Alejandro Noccelli, decidió revocar las prisiones domiciliarias de 5 de los acusados, pero el resto quedó en esas condiciones para cumplir la pena impuesta.Ayer, pasadas las 17, desde su cuenta de Twitter, Sebastián Sarmiento, director del Servicio Penitenciario, informó el ingreso al penal de San Felipe, de Bruno, Miranda, Fernández, Morellatto y Garibotte.

La lectura del fallo del tribunal, que dio por concluido el tercer juicio que se sustancia en la provincia por delitos de lesa humanidad, fue seguida a sala llena y en absoluto silencio por familiares de las víctimas de los 10 represores juzgados en este proceso, quienes intervinieron en varios casos a la vez.

Por eso en muchas de las penas impuestas se repetían los nombres de las víctimas, lo cual muestra dos situaciones: por un lado, el plan sistemático para reprimir y por otro, que aún quedan muchos más responsables por llevar al banquillo ya que los condenados este viernes por la Justicia son las cabezas visibles de la organización represiva, pero hubo más participantes.

También estuvieron en la sala familiares del imputado Fernando Morellatto.

Afuera, amigos, hermanos, madres, abuelas e hijos de desaparecidos y víctimas del terrorismo de Estado y organizaciones sociales y políticas seguían las alternativas de la lectura en las escalinatas de Tribunales Federales mediante parlantes y desde la sala ubicada en el primer piso podía oírse cuando aplaudían o abucheaban las resoluciones.

Pablo Salinas, abogado del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, rescató que hayan sido condenados todos los acusados, pero expresó que esperará los fundamentos del tribunal para entender por qué Migno, Puebla y Morellatto recibieron penas menores.

“Apelaremos el fallo en la Cámara de Casación porque creemos que las condenas en estos casos son insuficientes”, indicó el abogado.

Recalcó que el fallo hace referencia expresa al delito de lesa humanidad en contexto de genocidio, porque esto les da la impronta de delitos imprescriptibles, algo que era pedido particularmente por la querella.

Sin prisión domiciliaria

Dentro de la misma sentencia, el Tribunal Federal Nº1 determinó que cinco de los acusados cumplirán arresto inmediato en San Felipe y otros cinco seguirán con prisión domiciliaria.

En el primer caso quedaron sin ese beneficio Aldo Bruno, Ricardo Miranda, Armando Fernández, Fernando Morellatto y Juan Garibotte, quienes pasaron todo el proceso en sus hogares por razones de salud, por lo que deberán realizarles nuevos peritajes médicos para determinar si es necesario su arresto domiciliario.

Hasta que eso suceda estarán alojados en el Servicio Penitenciario provincial. En cambio, les concedieron prisión domiciliaria a Paulino Furió, Ramón Puebla, Juan Oyarzábal, Alcides Francisca y Dardo Migno.